Chequia condena la actitud de Rusia frente a Ucrania

19-03-2014

El primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, calificó de inaceptable la actitud de Rusia frente a Ucrania y admitió la adopción de nuevas sanciones contra Moscú. También otros políticos checos criticaron al presidente ruso, Vladimir Putin, quien confirmó este martes la anexión de Crimea a Rusia.

Vladimir Putin, foto: ČTKVladimir Putin, foto: ČTK Praga manifestó profunda preocupación por la agudización de la situación en Crimea, donde durante un ataque de las tropas rusas contra una base militar ucraniana un soldado de ese país resultó muerto y otro herido. El jefe del Gobierno checo, Bohuslav Sobotka indicó que Chequia apoyará nuevas sanciones parciales contra Rusia en el marco de la Unión Europea, a la vez que añadió que no respaldaría sanciones globales, ya que ésas repercutirían negativamente también en la economía nacional. En opinión de Sobotka, el principal responsable de la crisis ucraniana es el presidente ruso, Vladimir Putin y su política.

Por su parte, el ministro de RR.EE. checo, Lubomír Zaorálek, sostuvo que el discurso pronunciado este martes por Putin, en el que reafirmó la anexión de Crimea a Rusia, desenmascaró los planes de Moscú.

Lubomír Zaorálek, foto: Filip JandourekLubomír Zaorálek, foto: Filip Jandourek “Al escuchar el discurso pronunciado por el presidente de Rusia uno tiene la impresión de que, indudablemente, Vladimir Putin pretende restablecer el imperio ruso”.

Zaorálek añadió que el mandatario ruso considera ahora a la Unión Europea enemiga de Moscú y no reconoce en absoluto que Bruselas siempre ha sido uno de los mayores y más fiables socios económicos de Rusia.

El ex ministro de Relaciones Exteriores checo y líder del opositor partido TOP 09, Karel Schwarzenberg, fue más duro todavía al referirse al rol de Rusia en la crisis ucraniana.

Karel Schwarzenberg, foto: Filip JandourekKarel Schwarzenberg, foto: Filip Jandourek ”A algunos países de Europa la situación en Ucrania les preocupa más que a otros. A nosotros nos preocupa mucho, por la relativa cercanía de Ucrania y porque tenemos experiencia con lo que significa vivir bajo la ocupación rusa. Es nuestra obligación por ello advertir a los estados europeos de que una postura benevolente frente a Rusia podría resultar contraproducente. A un agresor no lo detendrá la benevolencia y siempre querrá más y más. Debemos respaldar a nuestros amigos ucranianos y defender el derecho internacional que estipula que nadie tiene derecho a ocupar el territorio de otro país”.

Schwarzenberg recalcó que Chequia debería presionar a los demás países de la Unión Europea y a la OTAN a no vacilar en adoptar una postura dura frente a la Federación Rusa.

Mientras tanto los comunistas y el movimiento ‘Amanecer’ se manifestaron contra las sanciones frente a Rusia por considerar que éstas afectarán también los intereses económicos de Chequia. Las dos formaciones apoyan una solución negociada de la situación en Ucrania y la celebración de elecciones democráticas en ese país bajo supervisión internacional, al tiempo que insisten que deberían ser los propios ciudadanos ucranianos quienes decidan sobre el futuro de su país.

19-03-2014