Chequia es un país de bailes de gala

29-01-2016

Con la llegada del nuevo año comenzó en la República Checa también la temporada de los bailes de gala. Centenares de bailes se celebran en el país y a ellos se suman los cursos de baile clásico para adolescentes, donde se enseña a los jóvenes cómo comportarse en sociedad.

Foto: Jana ŠustováFoto: Jana ŠustováLos bailes de gala tienen en Chequia una larga tradición, que se remonta a los siglos pasados, cuando se celebraban en las sedes de la nobleza y la aristocracia. En el siglo XX pasaron a ser una costumbre nacional durante la Primera República Checoslovaca, afirma Jindřich Hess, propietario de una escuela de bailes clásicos en Praga.

”En la República Checa se organiza un sinnúmero de bailes de gala durante enero y febrero, que es su principal temporada. Los fines de semana por ejemplo suelen efectuarse entre 450 y 500 bailes de gala en el país y otros, aunque menos, tienen lugar los días laborales. Es algo realmente inusual. La tradición de los bailes de gala y de los cursos de baile es muy fuerte en este país”.

Foto: Jana ŠustováFoto: Jana Šustová Bailes de gala se organizan por ejemplo al final del curso para los estudiantes que terminan la enseñanza media, a modo de despedida de su centro escolar y el comienzo de un nuevo período de vida después de cumplir los 18 años, o sea la mayoría de edad. También se organizan bailes temáticos de bomberos, cocineros y cazadores por ejemplo. Uno de los de mayor lujo es el Baile de la Ópera, que este año tendrá lugar el 6 de febrero. Debido a la próxima reconstrucción de la Ópera de Praga, ésta será su última edición por tiempo indefinido.

Las entradas a los bailes de gala suelen costar unos 11 euros, en el caso de los bailes escolares, y entre 130 euros y 4.400 euros cuando se trata de la actividad en la Ópera. Muy importante son también los trajes de etiqueta. Estos se pueden comprar o alquilar. Según sostiene Andrea Tučková, que trabaja en uno de los centros de alquiler, algunas mujeres suelen reservar el vestido para un baile de febrero con varios meses de antelación.

Foto: Ples v OpeřeFoto: Ples v Opeře ”Algunas personas, sobre todo mujeres, suelen venir a escoger y a reservar un vestido de baile ya en agosto. Pero el mayor número de clientes viene a reservar un traje de gala en noviembre y diciembre, y también en enero. Cada semana alquilamos unos diez vestidos”.

La tradición de los bailes de gala se transmite igualmente en el amplio interés de los adolescentes de alrededor de los quince años por aprender a bailar en las escuelas especializadas que existen en el país. Además de bailes clásicos como el vals, tango y polca, aprenden salsa y bachata, por ejemplo. También se organizan cursos de baile para adultos y para personas de la tercera edad, por los que hay en Chequia un amplio y constante interés.

29-01-2016