Chequia estrecha sus relaciones económicas con Corea del Sur

08-11-2016

El ministro checo de Relaciones Exteriores, Lubomír Zaorálek, se encuentra en Seúl con el propósito de intensificar las relaciones económicas y la colaboración en materia de seguridad con Corea del Sur. Los surcoreanos son los segundos mayores inversores asiáticos en Chequia solo por detrás de Japón y por delante de China.

Lubomír Zaorálek, foto: Filip Jandourek, ČRoLubomír Zaorálek, foto: Filip Jandourek, ČRo Chequia y Corea del Sur se preparan para colaborar más y mejor. Una delegación formada por 50 empresarios y académicos checos y liderada por el ministro de Relaciones Exteriores, Lubomír Zaorálek, ha llegado a Seúl este martes para una visita de tres días. Su objetivo es discutir asuntos bilaterales en materia económica y de seguridad.

La misión diplomática y comercial tiene lugar siguiendo la estela del acuerdo de cooperación estratégica firmado entre Chequia y Corea en diciembre de 2015, y además de una reunión con el ministro de exteriores surcoreano Yun Byung-se, el programa cuenta con varios foros empresariales.

El director general de la agencia pública de inversiones CzechInvest, Karel Kučera, subraya para Radio Praga la importancia de las empresas surcoreanas para la economía checa.

Karel Kučera, foto: CzechInvestKarel Kučera, foto: CzechInvest “Corea del Sur es para la República Checa un importante inversor. De los países asiáticos es el segundo mayor después de Japón. Desde que se siguen las inversiones extranjeras en Chequia Corea ha dejado en el país 2.960 millones de euros y creado alrededor de 12.000 puestos de trabajo. La mayor parte de las inversiones están relacionadas con las plantas de la compañía Hyundai en Nošovice”.

En este aspecto, las compañías de Corea del Sur aprovechan la amplia red de proveedores para la industria automotriz de la que dispone la República Checa. No en vano la producción de vehículos es uno de los principales sectores económicos en Chequia, constituyendo el 20% de la producción industrial total y empleando a más de 120.000 personas.

Otros grandes proyectos surcoreanos en territorio nacional se hallan también relacionados con esta rama, continúa Kučera.

“No se trata solo de Hyundai, sino también de empresas que están más o menos vinculadas a ella, sumando además la enorme inversión que hizo en 2014 Nexen, un fabricante de neumáticos, y a esta se vinculan también otras empresas. La comunidad coreana se halla altamente representada en Chequia, donde tiene buen nombre, y tiene interés en hacer negocios en la industria automovilística, y también en la electrotécnica, como en sistemas de luces, iluminación y cosas así”.

Seúl, foto: Filzstift, Wikimedia CC BY-SA 3.0Seúl, foto: Filzstift, Wikimedia CC BY-SA 3.0 La República Checa es un país con una situación geográfica privilegiada, en pleno centro de Europa, lo que lo convierte en un centro de operaciones ideal para empresas matrices de fuera del continente. Pero ante todo la relación calidad-precio de su mano de obra es lo que genera su mayor atractivo, especifica Kučera.

“Hay diversos factores. Uno de los factores clave que atrae a todos los inversores es la mano de obra altamente cualificada. Esto significa que están las bases no solo para que se produzca bien, con alta calidad, sino también para que los productos se puedan desarrollar. Tenemos muy buenos ingenieros que son capaces de llevar el desarrollo a buen fin, realizar aplicaciones nuevas en la producción y llevar el producto final al cliente”.

Corea, por delante de China

La discreción de la importancia de las inversiones surcoreanas en la República Checa contrasta con la gran presencia mediática de las aventuras empresariales chinas. El desembarco del dinero chino en el país no es únicamente un asunto económico, sino también político, ya que el mismo presidente Miloš Zeman se ha implicado personalmente en promover y defender las inversiones en Chequia del gigante asiático.

Foto: Gene Zhang, CC BY 2.0Foto: Gene Zhang, CC BY 2.0 De acuerdo con el mandatario, China ha dejado en el país unos 1.800 millones de euros, y el valor de los acuerdos económicos entre empresas chinas y checas cerrados durante la visita del presidente chino a Praga debería alcanzar los 3.500 millones de euros este año y los 10.870 millones hasta 2020.

Karel Kučera destaca sobre todo el alto crecimiento de la presencia china en el país.

“China este año debería situarse entre los 15 mayores inversores extranjeros en Chequia, y sus inversiones suben a toda velocidad. De un año para otro las inversiones chinas en la República Checa prácticamente se duplican”.

Los medios más críticos con el presidente señalan sin embargo que las inversiones chinas se realizan en empresas con poco valor añadido y que constituyen sobre todo compra de participaciones, y no el inicio de nuevas actividades, apertura de fábricas y creación de puestos de trabajo. Así por ejemplo, el economista de la compañía Chytrý Honza, František Bostl, recuerda que China tiene actualmente grandes problemas en su propio mercado y que es muy posible que buena parte de las inversiones anunciadas se retrasen o no se lleven finalmente a cabo.

Corea del Norte, foto: Uri Tours, CC BY-SA 2.0Corea del Norte, foto: Uri Tours, CC BY-SA 2.0 La misión diplomática del ministro Zaorálek a Corea del Sur tratará de incrementar la cooperación además de en inversiones, en materia de ciencia y tecnología, energía nuclear y defensa. A nivel político, la visita servirá para generar mayor presión sobre Corea del Norte, para que relaje su programa de armas nucleares, y para entablar además lazos de unión entre Seúl y el Grupo de Visegrád. La República Checa serviría de esta manera como nexo de unión entre el Gobierno coreano y esta asociación regional que integra además de Chequia, a Hungría, Eslovaquia y Polonia.

08-11-2016