Chequia ofrece nueva ayuda a Iraq

28-08-2017

El primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, deliberó en Bagdad sobre ayuda humanitaria y militar a Iraq. También visitó a soldados checos en Balad.

Bohuslav Sobotka y Haider Al-Abadi, foto: ČTKBohuslav Sobotka y Haider Al-Abadi, foto: ČTK Respaldar el retorno de los refugiados iraquíes a su país de origen es una de las tareas que se plantea la República Checa en el marco de sus proyectos humanitarios. Para este año se cuenta con una ayuda a Iraq por unos 2,3 millones de euros, según dijo el jefe del Gobierno checo, Bohuslav Sobotka durante su visita de dos días a Iraq.

”Ayudamos a los niños, sobre todo en el sector educativo. También ayudamos a mejorar la situación de las personas que se vieron obligadas a huir ante los fanáticos del Estado Islámico”.

Durante el encuentro de Sobotka en Bagdad con su homólogo iraquí, Haider Al-Abadi, fue debatida la eventual ayuda de Chequia en la posterior reconstrucción de Iraq, como informara el primer ministro checo.

”Entre otras cuestiones hemos ofrecido la participación de expertos y compañías de maquinaria checas en la reconstrucción y posterior desarrollo de las refinerías en territorio iraquí”.

Sobotka destacó que toda Europa debería participar activamente en la reconstrucción del país asiático.

Bagdad, Zona Verde, foto: Bobsmith040689Bagdad, Zona Verde, foto: Bobsmith040689 ”Considero que Europa debería ser mucho más activa en cuanto al tema de la reconstrucción de Irak. Deberíamos aplicar nuevos proyectos en ese país, sobre todo en relación al previsto retorno de los refugiados iraquíes a su país de origen. Esa experiencia podría ser beneficiosa para nosotros y podríamos aprovecharla dentro de algún tiempo en Siria”.

Especial atención dedicaron los políticos a la situación de seguridad en Iraq y a la ayuda militar de Chequia a ese país en su lucha contra el llamado Estado Islámico. Según comentó Sobotka, en los últimos dos años los mayores suministros de armas y municiones checas fueron destinados precisamente a Iraq.

”Las relaciones checo-iraquíes son intensivas, puesto que formamos parte de una coalición que lucha contra el Estado Islámico. La República Checa es miembro activo de esa coalición. Hemos enviado a Iraq metralletas y otras armas así como municiones, además de aviones de combate L-159. Nuestros expertos se encargaron de instruir a pilotos iraquíes, y militares checos ayudan en la lucha contra los combatientes del Estado Islámico. Tratamos de brindarle a Iraq el máximo respaldo”.

Al final de su estadía en Iraq, Bohuslav Sobotka visitó a los soldados checos que se encuentran en la base militar de Balad, al norte de Bagdad. Unos 30 militares y técnicos de Chequia se encargan de instruir a sus colegas iraquíes, además de ayudar en el mantenimiento de diez aviones de combate L-159, de fabricación checa. Pilotos militares iraquíes realizaron unos 200 vuelos de combate con estos aviones y bombardearon más de 500 blancos en manos del Estado Islámico.

Josef Bečvář, foto: Filip JandourekJosef Bečvář, foto: Filip Jandourek El mandato del grupo de instructores y técnicos de aviación de Chequia vencerá a finales del próximo año. Pero Praga cuenta con incrementar su presencia militar en Iraq a partir de otoño de este año, según dijo a la Radiodifusión Checa en la base militar iraquí de Balad Josef Bečvář, jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas checas.

”Estamos preparando una unidad de policías militares y un grupo de instructores militares y contamos que los primeros partirán a Iraq en octubre. Actualmente deliberamos con la parte iraquí sobre el eventual envío al país asiático a comienzos del próximo año de instructores militares especializados en armas químicas”.

Además de los instructores de aviación checos, en el marco de la misión internacional cumplen tareas en Iraq cinco policías de Chequia que ayudan con el adiestramiento de sus colegas locales.

28-08-2017