Chequia sigue enfrentando una intensa ola de calor

10-08-2015

Los calores tropicales con temperaturas entre los 35°C y los 39°C siguen azotando a la República Checa. A causa de ello se registra una gran sequía y el surgimiento de un sinnúmero de incendios todos los días.

Foto: ČTKFoto: ČTK El verano de este año en Chequia es el más caluroso de la historia, según los meteorólogos. Pero también el más seco. Todos los días se registran récords de temperaturas en diversos lugares del país. Este sábado, por ejemplo, los termómetros marcaron el máximo de 39,8°C de calor en la localidad de Řež, cerca de Praga y en el pueblo de Dobřichovice, en Bohemia Central. El sábado llegó a ser el día más caluroso del año, según datos de los meteorólogos. El calor tropical se mantendrá hasta finales de agosto y a lo mejor hasta comienzos de septiembre, según el meteorólogo Karel Krška.

”Los días veraniegos tropicales se presentan con cada vez mayor frecuencia también en estas latitudes y esta tendencia parece que continuará. El intenso calor actual que tenemos en Chequia viene de España, del Mediterráneo occidental”.

Foto ilustrativa: Jeroen Moes, CC BY-SA 2.0Foto ilustrativa: Jeroen Moes, CC BY-SA 2.0 Los checos que están de vacaciones y no han viajado al extranjero al mar, tratan de pasar estos días junto a los lagos, estanques y piscinas. Otros decidieron subir las montañas donde hay unos 10° de calor menos o visitar alguna de las cuevas, donde los termómetros pueden marcar incluso alrededor de 0°C.

A causa de las altas temperaturas y la ausencia de lluvias, en el país hay una gran sequía y en varios distritos fue recomendado a los ciudadanos reducir el gasto de agua. También en los caudales de algunos ríos y riachuelos es patente la falta de agua.

La sequía es una de las causas principales del surgimiento de incendios. En estos días se registran en el país cuatro veces más incendios todos los días de lo que ha sido registrado otros años en las mismas alturas del año, como recalca Nicole Zaoralová, portavoz de la Dirección General de Bomberos.

Foto: ČTKFoto: ČTK ”Alrededor de las siete de la tarde los bomberos suelen registrar unos 160 incendios cada día, lo que es el triple de la media de incendios diarios que localizan normalmente. En la mayoría de los casos se trata de incendios en la naturaleza. En casi todas las regiones y distritos de la República fue registrado al menos un incendio este verano en algún campo o bosque”.

Los meteorólogos pronostican que tampoco esta semana habrá lluvias, y las temperaturas seguirán rondando los 36°C. La semana siguiente los termómetros podrían bajar a los 30°C y la subsiguiente a los 27°C y también presentarse tormentas. Sin embargo, estas tendrán un carácter local y no durarán mucho tiempo, por lo que la sequía y el peligro de incendios seguirán amenazando a Chequia.

10-08-2015