Chequia venderá a Iraq 12 aviones L-159

08-04-2014

La República Checa venderá a Iraq 12 aviones de combate L-159 Alca por unos 150 millones de euros. El acuerdo previo sobre la venta de los cazas subsónicos debe ser aún ratificado por los Gobiernos de ambos países y aprobado por EE.UU., cuya tecnología forma parte de los aparatos.

L-159 Alca, foto: El Ejército checoL-159 Alca, foto: El Ejército checo El Ministerio de Defensa iraquí firmó con la empresa checa Aero Vodochody un contrato sobre la venta de 12 aviones L-159, diez aparatos monoplaza y dos biplaza.

La Fuerza Aérea iraquí se propone utilizar los aparatos tanto para la lucha contra los rebeldes islamistas, como para el entrenamiento de pilotos que en el futuro deberían utilizar los caza F-16 estadounidenses, según resaltó Ladislav Šimek, presidente de la compañía Aero Vodochody.

Ladislav Šimek, foto: ČT24Ladislav Šimek, foto: ČT24 “Para Iraq es conveniente la adquisición de nuestros aparatos tanto desde el punto de vista del propio uso de los aviones L-159 como en vista del planificado traspaso de los pilotos a los F-16”, dijo.

El Ejército checo dispone actualmente de 72 aviones L-159, fabricados en los años 90 por la empresa Aero Vodochody, sin embargo, utiliza solo una tercera parte de los aparatos y desea vender el resto debido a los elevados costes de conservar los aviones en embalajes especiales de nitrógeno.

Gracias a ello, Chequia es capaz de entregar los aparatos rápidamente al cliente, según indicó Martin Danko, portavoz del grupo Penta, al que pertenece la empresa Aero Vodochody.

“Se supone que venderíamos algunos aviones que se están utilizando y otros que están almacenados. El sentido y el éxito de este contrato consiste en el hecho de que la parte iraquí necesita los aviones rápidamente”, indicó.

Por su parte, el portavoz del Ministerio de Defensa, Jan Pejšek, frena el optimismo en cuanto a la venta de los aparatos al indicar que hace dos años la República Checa acordó con Iraq la venta de 28 aviones, pero el acuerdo al final fracasó.

“Iraq mostró en repetidas ocasiones gran interés por la adquisición de estos aviones y luego la transacción no se realizó. Nos alegra el interés iraquí, pero no hay que sobreestimar su oferta por el momento”, señaló.

La Fuerza Aérea checa trató de vender los cazas subsónicos que no necesita también a otros países, entre ellos Venezuela, Bolivia, Filipinas, Egipto, Polonia y Grecia, pero jamás logró llevar a cabo la venta de los aparatos.

08-04-2014