Chequia y Baviera acuerdan ampliar su cooperación a pesar de las controversias del pasado

21-12-2010

Chequia y el Estado Federal alemán de Baviera intensificarán sus relaciones mutuas, especialmente en el sector económico y cultural. Así lo acordaron este lunes en Praga el jefe del Gobierno checo, Petr Nečas, y el primer ministro bávaro, Horst Seehofer. Los políticos recalcaron a la vez que en cuanto a temas controvertidos del pasado, los dos países mantienen posturas diferentes.

Primer ministro bávaro, Horst Seehofer, y el jefe del Gobierno checo, Petr Nečas. Foto: ČTKPrimer ministro bávaro, Horst Seehofer, y el jefe del Gobierno checo, Petr Nečas. Foto: ČTK La visita del primer ministro de Baviera, Horst Seehofer a Chequia ha sido histórica, por ser la primera que realizara un presidente del Gobierno bávaro a su país vecino desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Las negociaciones mantenidas este lunes en Praga por Seehofer, testimonian el interés de ambas partes por normalizar las relaciones mutuas a pesar de las discordias provocadas en el pasado por la expulsión de los sudetoalemanes de Checoslovaquia después de la Segunda Guerra Mundial, destacó el jefe del Gobierno checo, Petr Nečas.

Jefe del Gobierno checo, Petr Nečas, y el primer ministro bávaro, Horst Seehofer. Foto: ČTKJefe del Gobierno checo, Petr Nečas, y el primer ministro bávaro, Horst Seehofer. Foto: ČTK ”La visita del primer ministro bávaro a Praga es la culminación lógica del desarrollo de las relaciones económicas y culturales entre la República Checa y Baviera que se lleva a cabo especialmente a nivel regional. Muchas ciudades, empresas y asociaciones públicas checas y bávaras cooperan estrechamente en las más diversas esferas y nosotros queremos enlazar con esta colaboración a nivel nacional, especialmente en el sector económico”.

Nečas reconoció que Baviera es un importante socio comercial de Chequia, porque a ese mercado se destina el 30 por ciento de las exportaciones checas a Alemania. Ambos países quieren ampliar la cooperación en el sector energético y de transportes, así como en la cultura y la educación.

Primer ministro bávaro, Horst Seehofer. Foto: ČTKPrimer ministro bávaro, Horst Seehofer. Foto: ČTK Durante las negociaciones fue debatido también el tema de los frecuentes controles policiales a los que son sometidos los conductores checos en territorio bávaro y que ha provocado un gran rechazo en Chequia. Horst Seehofer propuso crear patrullas policiales de tránsito mixtas bávaro-checas como una de las soluciones de este sensible tema.

”Queremos que reine una mayor confianza y transparencia también en el tema de los controles de tránsito y esperamos que los ministros del Interior bávaro y checo resuelvan el tema. Una de las posibilidades es crear patrullas policiales de tránsito mixtas que operarían en la zona fronteriza. Pero sería imprescindible en tal caso dominar el idioma”.

Líder de los sudetoalemanes radicados en Baviera, Bernd Posselt. Foto: ČTKLíder de los sudetoalemanes radicados en Baviera, Bernd Posselt. Foto: ČTK No obstante el relajamiento de las relaciones mutuas, en lo relativo a los sudetoalemanes que tras la Segunda Guerra Mundial perdieron sus derechos y propiedades en Checoslovaquia en respuesta a la anterior invasión de la Alemania nazi a este país, Chequia y Baviera tienen posturas contrarias, según recalcó Nečas.

”Naturalmente, no pudimos omitir que en cuanto a ciertos temas del pasado, nuestros países siguen adoptando posturas diferentes. Sin embargo, las dos partes hemos expresado la voluntad de orientar nuestra cooperación hacia el futuro y realizar los proyectos de los que hemos hablado”.

Chequia demostró su interés real en normalizar las relaciones mutuas al recibir en la delegación bávara a Bernd Posselt, líder de los sudetoalemanes radicados en Baviera.

21-12-2010