China viola los derechos humanos al preparse para la Olimpiada

06-10-2005

El comité Olympic Watch fue fundado en 2001 en Praga por iniciativa de los senadores Jan Ruml, Michael Zantovský y Karel Schwarzenberg. Su tarea consiste en monitorear los derechos humanos en China y abogar por mejoras antes de celebrarse los Juegos Olímpicos en Pekín en 2008. Radio Praga conversó con el secretario ejecutivo de Olympic Watch, Petr Kutílek, con ocasión del seminario "Un mundo sin comunismo", que tuvo lugar esta semana en el Parlamento checo.

Comité Olympic Watch - Jan Ruml (Foto: www.olympicwatch.org)Comité Olympic Watch - Jan Ruml (Foto: www.olympicwatch.org) Concluidos los Juegos Olímpicos de Verano de Atenas de 2004, el comité Olympic Watch y otras organizaciones estipularon siete estándares mínimos que China debería cumplir para ser una buena anfitriona en la Olimpiada de 2008. Se exige la ratificación e implementación del Pacto Internacional sobre Derechos Cívicos y Políticos, la garantía de que China jamás volverá a utilizar la fuerza militar contra actividades democráticas pacíficas, la moratoria sobre la pena de muerte, negociaciones abiertas con el gobierno en exilio de Tíbet, garantizar la democracia para Hong-Kong y la desaparición de los campos de trabajo. ¿En caso de que Pekín no respete esas condiciones mínimas se considera la posibilidad de boicotear los Juegos Olímpicos en China?

"En este momento consideramos varias soluciones para la situación. Al parecer China probablemente no cumplirá la mayoría de los criterios. El boicoteo es una de las posibilidades. Yo no quiero anticipar los sucesos, al fin y al cabo tenemos un año para decidir y veremos si la situación en China mejora. En este momento parece que no. Sin embargo, el verano próximo publicaremos un amplio informe en el que evaluaremos el desarrollo en China y recomendaremos al público mundial y al movimiento olímpico que actúe según ese informe".

En relación con los preparativos de los Juegos Olímpicos también aparecen casos de violación de los derechos humanos. Ud. mencionó que en Pekín se llevan a cabo masivos desalojos forzosos debido a la construcción de la nueva infraestructura para la Olimpiada. Según el Centro para el Derecho a Vivir y de Desahucio (Centre on Housing Rights and Evictions) de Ginebra, han sido desalojados 300 mil ciudadanos chinos, que no han recibido ninguna compensación del Gobierno o se trataba de sumas ridículas. ¿Han registrado otros casos?

PekínPekín "Existe una gran preocupación de que los Juegos Olímpicos restrinjan otras libertades cívicas en China. El Gobierno estará nervioso por que no ocurra algo durante la Olimpiada, así que se espera que se desplace a los disidentes fuera de Pekín, que se vigile no sólo a los ciudadanos chinos, sino también a los visitantes extranjeros. Se teme también que las tecnologías de seguridad que China está comprando en relación con la celebración de los Juegos Olímpicos, se abusen durante y después de la Olimpiada contra los derechos humanos".

Uno de los participantes del seminario indicó que después de que China fuera elegida como sede de los Juegos Olímpicos de 2008 se ha intensificado la represión contra los movimientos opositores. ¿Está de acuerdo?

"No sé si hay allí una conexión directa. En todo caso, en los últimos años, después de que asumiera el poder el nuevo Gobierno chino, el presidente Hu Jintao y el primer ministro Wen Jiabao, se ha agudizado la censura y la violación de otros derechos humanos. Se puede deducir de ello que los dirigentes chinos, después de anotar varios éxitos diplomáticos, entre ellos la celebración de la Olimpiada, empiezan a atreverse más a oprimir a sus ciudadanos".

06-10-2005