Cien años de la Egiptología en Chequia

02-08-2019

‘Entre Praga y El Cairo’. Así se titula una exhibición que con motivo del centenario de la Egiptología en Chequia fue inaugurada este viernes en el Karolinum, sede de la Universidad Carolina de Praga.

Foto: Archivo del Instituto Checo de EgiptologíaFoto: Archivo del Instituto Checo de Egiptología

Jaroslav Černý y Zbyněk Žába, foto: Archivo del Instituto Checo de EgiptologíaJaroslav Černý y Zbyněk Žába, foto: Archivo del Instituto Checo de Egiptología La Egiptología checa tiene gran renombre en el mundo. Esto gracias al peculiar trabajo de sus científicos en la investigación de la civilización de los faraones y a los descubrimientos arqueológicos hechos por ellos en Egipto. Los resultados de esas labores pueden conocerlos los visitantes de la exposición ‘Entre Praga y El Cairo’, abierta en Praga.

En la primera parte de la muestra hay una serie de documentos, apuntes y fotografías de gran formato que recuerdan los comienzos del estudio científico de la historia de Egipto en la entonces Checoslovaquia de los años 20 del siglo XX. Fue el profesor František Lexa quien en 1919 comenzó a dar conferencias en la Universidad Carolina para los interesados en la historia de Egipto, según sostuvo en la Televisión Checa Lucie Vendelová Jirásková, del Instituto Checo de Egiptología.

”Fue él precisamente quien creó el Instituto de Egiptología Checo, en ese entonces Checoslovaco. Originalmente quería ser profesor de matemáticas en un liceo, pero luego se vio atraído por los jeroglíficos. Comenzó a estudiarlos por su cuenta y más tarde tradujo al checo los primeros textos egipcios. Al darse cuenta de que la Universidad Carolina no ofrecía programas de estudios del antiguo Egipto, František Lexa asumió esa tarea y en 1919 empezó a dar conferencias sobre el tema en su tiempo libre y de forma gratuita. Con el paso del tiempo abrió un seminario de Egiptología, creó una biblioteca y en 1958, con ayuda de sus alumnos Jaroslav Černý y Zbyněk Žába, fundó el Instituto de Egiptología Checoslovaco”.

La pirámide de la reina Khentkaues II, foto: Archivo del Instituto Checo de EgiptologíaLa pirámide de la reina Khentkaues II, foto: Archivo del Instituto Checo de Egiptología En el Karolinum están expuestas las fotografías de estos tres científicos quienes dieron el impulso para las ulteriores investigaciones arqueológicas directamente en Egipto. Jaroslav Černý fue el primer egiptólogo que asistió en ese país en trabajos arqueológicos en el terreno, antes incluso de que partiera a Egipto oficialmente la primera expedición científica checoslovaca.

La segunda parte de la exposición refleja el periodo de 1960 hasta la actualidad y trae testimonios de importantes hallazgos de los arqueólogos checos en Egipto y también en Sudán. A través de proyecciones multimedia los visitantes llegan a conocer por ejemplo los textos religiosos que decoraban los templos funerarios. En mayor detalle es presentado el yacimiento arqueológico de Abusir, cuya investigación fue conferida por las autoridades egipcias a especialistas de la República Checa. Como indicó Lucie Vendelová Jirásková, esta labor es bastante exigente.

”Cuando tenemos un nuevo hallazgo, hay que documentarlo todo detalladamente. Luego es necesario analizar a fondo el significado del artefacto encontrado y presentar los resultados en un artículo científico. Ese trabajo debe tener un buen nivel para que llegue a ser reconocido y citado por especialistas de otros países. Pero debo decir que tenemos buenos resultados y nuestros colegas extranjeros aprecian en especial el que busquemos siempre la relación que pueda existir entre los diferentes hallazgos”.

El rey Raneferef, foto: Archivo del Instituto Checo de EgiptologíaEl rey Raneferef, foto: Archivo del Instituto Checo de Egiptología Forma parte de esta sección una fotografía satélite y un gran mapa del yacimiento egipcio de Abusir con su conjunto de pirámides, donde los científicos checos hicieron numerosos descubrimientos, de acuerdo con la representante del Instituto Checo de Egiptología.

”El descubrimiento más importante que vemos en la muestra son los restos de la mastaba, la antecesora de la pirámide, del visir Ptahshepses, yerno del faraón Niuserre. Allí comenzaron nuestras investigaciones en Abusir. Luego obtuvimos permiso para excavar al sur de la pirámide de Neferirkara, donde el Instituto Checo de Egiptología estudió en 1980 la tumba del rey Raneferef. También se puede ver la fotografía de la pirámide de la reina Khentkaues II, esposa del rey Neferirkara, igualmente muy importante. En las fotografías aparecen asimismo las tumbas de los miembros de la familia del monarca, situadas en las proximidades”.

Los arqueólogos checos fueron los primeros en investigar en los años 80 el área con la tumba del rey Raneferef de la V dinastía quien vivió en el tercer milenio antes de Cristo, y realizaron allí numerosos descubrimientos.

En otoño del año pasado los arqueólogos checos hallaron en Abusir la tumba del sacerdote egipcio Kaires que data de los siglos XXV y XXIV antes de Cristo. Sus títulos lo ubicaban al nivel de los primeros ministros de la época, pero lo que no se sabe con exactitud, es para cual faraón había trabajado.

Sin embargo, Abusir no es el único lugar donde los egiptólogos checos realizan excavaciones arqueológicas, como recalcó Lucie Vendelová Jirásková.

”Abusir es una zona donde los arqueólogos trabajan desde 1960. A comienzos del siglo XXI hemos iniciado excavaciones también en una parte del oasis de Bahariya que se encuentra en el Desierto Occidental en Egipto. Allí estudiamos los asentamientos greco-romanos en los comienzos del cristianismo. Hemos respondido asimismo a una petición del gobierno de Sudán y ahora realizamos investigaciones arqueológicas en dos lugares de ese país”.

Lucie Vendelová Jirásková destacó que el significado de los descubrimientos es que permiten conocer a las civilizaciones antiguas y hacerse una imagen del medio de vida de las diferentes culturas a lo largo del tiempo.

La exposición ‘Entre Praga y El Cairo’ que da a conocer al amplio público los éxitos de la Egiptología checa se prolongará en la sede de la Universidad Carolina de Praga hasta el 8 de septiembre.

02-08-2019