Cien años del Acuerdo de Pittsburgh

30-05-2018

Hace precisamente cien años que surgió el llamado Acuerdo de Pittsburgh, documento que inició el proceso para el surgimiento de la República Checoslovaca independiente.

Acuerdo de Pittsburgh Acuerdo de Pittsburgh Desde comienzos del siglo XX, los checos y los eslovacos debatían la posibilidad de crear un estado común e independiente. El 30 de mayo de 1918 representantes de las organizaciones de estas dos naciones firmaron el llamado Acuerdo de Pittsburgh, en Estados Unidos, un programa conducente a la realización de ese plan, según lo confirman las palabras pronunciadas en ese entonces por uno de los signatarios del documento, el político eslovaco Anton Štefánek, del Partido Republicano del Pueblo Agrícola.

”Aprobamos el programa político encaminado a la unión de los checos y los eslovacos en un estado común, formado por las Tierras Checas y Eslovaquia. El Estado Checoslovaco tendrá la forma de República y su Constitución será democrática”.

El Acuerdo de Pittsburgh ayudó sin duda a la creación del Estado Checoslovaco independiente, constituido en octubre de ese mismo año. Este documento reemplazó el Tratado de Cleveland de octubre de 1915, que había contado con la constitución de una Federación Checoslovaca.

El nuevo acuerdo perseguía disuadir las preocupaciones de los eslovacos de ser discriminados eventualmente por los checos en el nuevo estado. Sus estipulaciones garantizaban que serían los checos junto con los eslovacos quienes por medio de una Asamblea Nacional acordarían más tarde los pormenores relativos a la forma de su nuevo Estado, respetando la igualdad de ambas partes.

Entre los checos que elaboraron el documento figuró Tomáš Garrigue Masaryk, quien se convertiría en el primer presidente de la República Checoslovaca independiente, indicó Karel Straka, del Instituto de Historia Militar, de Praga.

Tomáš Garrigue Masaryk en  PittsburghTomáš Garrigue Masaryk en Pittsburgh“Lo singular de este nuevo documento que sustituyó lo acordado entre checos y eslovacos en Cleveland, fue que en su elaboración había participado Tomáš Garrigue Masaryk, quien entonces lideraba el Consejo Nacional Checo y ya en mayo se contaba con él para la presidencia del nuevo país independiente”.

Además de Masaryk y representantes de la Liga Eslovaca firmaron el Acuerdo representantes de la Asociación Nacional Checa y la Unión de Católicos Checos, aunque no todos suscribieron el documento el mismo día, como sostiene el historiador Karel Straka.

”Las fuentes históricas y literarias señalan que el Acuerdo de Pittsburgh data del 30 de mayo de 1918, cuando las partes involucradas coincidieron en su contenido. Pero a la firma del documento se procedió el 31 de mayo y algunos lo hicieron más tarde todavía. Tomáš Garrigue Masaryk firmó el documento hasta en otoño de ese año, poco antes de emprender el camino de regreso de Estados Unidos a Europa”.

El original del Acuerdo de Pittsburgh había sido presentado en público en Checoslovaquia por primera vez en el año 2008. Este año, cuando se cumple el centenario de la constitución de la República Checoslovaca independiente, el original del documento formará parte de una gran exposición organizada con motivo de ese aniversario y que tendrá lugar en la remodelada entonces sede histórica del Museo Nacional de Praga.

30-05-2018