Cien días del gobierno de Jiri Paroubek

03-08-2005

El primer ministro checo, Jirí Paroubek, cumplió cien días de mandato.

El 25 de abril se produjo un relevo en el cargo de primer ministro. Stanislav Gross fue sustituido como jefe del Ejecutivo checo por Jirí Paroubek, quien este martes cumplió cien días en su cargo.

Paroubek logró su primer objetivo: consolidar a la Socialdemocracia, la cual enfrentaba fuertes disputas internas debido a un escándalo en torno al primer ministro anterior, Stanislav Gross. Este fue objeto de duras críticas por supuestas actividades económicas fraudulentas. Políticos del opositor Partido Cívico Democrático reconocen la labor de Paroubek.

"Jirí Paroubek logró enmendar los errores de su antecesor, Stanislav Gross. Durante los cien días de su mandato ha centrado su atención en la recuperación del posicionamiento de la Socialdemocracia en la escena política. Pero ahora le toca dedicarse a asuntos de carácter general, fuera de su partido. Esto quiere decir que debe comenzar a preocuparse por efectuar las reformas necesarias en el país". Así comentó al respecto la vicepresidenta del opositor Partido Cívico Democrático, Miroslava Nemcová.

Con Jirí Paroubek a la cabeza, el Partido Socialdemócrata ha recuperado una parte de sus electores y se sitúa en el segundo puesto en cuanto a las intenciones de voto entre los partidos parlamentarios. El propio Paroubek se ha ganado la confianza de los ciudadanos checos, convirtiéndose en uno de los políticos más populares.

Sin embargo, hasta el presente el primer ministro checo no ha abordado de lleno los temas referentes a las reformas más importantes, como son las referentes al sector de la Sanidad o el sistema de pensiones. También los economístas reprochan a Jirí Paroubek su falta de iniciativa dentro del sector económico.

Markéta Sichtarová (Foto: Zdenek Valis)Markéta Sichtarová (Foto: Zdenek Valis) "A lo largo de este período no ha ocurrido nada importante en el sector económico. Es verdad que fue elaborada una estrategia sobre desarrollo económico, pero se trata de proyectos de baja envergadura que no causan ningún impacto positivo sobre los empresarios, gerentes y empleados". Así explicó la analista económica de la agencia Next Finance, Markéta Sichtarová.

Jirí Paroubek tampoco mantiene buenas relaciones con el presidente de la República, Václav Klaus, con quien difiere a menudo en cuanto al acontecer en la República Checa.

En la segunda mitad del presente año, Jirí Paroubek quiere enmendar varias leyes y sustituir a dos ministros. El año próximo se propone ser el líder socialdemócrata en las elecciones generales.

03-08-2005