Cinco diputados amenazan con no apoyar al Gobierno

27-04-2005

Por los votos de cinco diputados socialdemócratas descontentos tiene que luchar el nuevo Gobierno del primer ministro, Jirí Paroubek, para obtener la confianza del Parlamento.

Jan Kavan (Foto: Zdenek Valis)Jan Kavan (Foto: Zdenek Valis) El primer ministro confía en que, al final, los diputados rebeldes respaldarán su Gobierno, ya que la manzana de la discordia la representa el funcionamiento del Ministerio de RR.EE.

Entre los más descontentos con la labor del Ministerio de Exteriores destacan el presidente del comité de exteriores del Parlamento checo, Vladimír Lastuvka, y el diputado, Jan Kavan. Ambos exigen que el primer viceministro de RR.EE. checo debe ocuparlo un representante del Partido Socialdemócrata.

De cara a la situación surgida, el presidente checo Václav Klaus señaló que si el nuevo Gobierno no obtiene el voto de confianza del Parlamento, convocaría a elecciones anticipadas.

Vladimír Lastuvka (Foto: Zdenek Valis)Vladimír Lastuvka (Foto: Zdenek Valis) "No quiero que mis palabras sean concebidas como una amenaza. No obstante, el Partido Socialdemócrata recibió ya tres oportunidades para componer un nuevo gobierno y eso me parece más que suficiente".

En caso de recibir la confianza en el Parlamento, el Gabinete de Jirí Paroubek tiene ante sí más de un año de gestión. Los economistas aseguran que el nuevo Gobierno carece de posibilidades de llevar a cabo grandes reformas económicas.

El ex ministro de Finanzas, Pavel Mertlík, opina que el nuevo Gobierno se limitará a cumplir los compromisos que se desprenden de la transición de la República Checa al euro.

"Del nuevo Gobierno no se pueden esperar cambios revolucionarios en cuanto a las reformas de la salud, las pensiones y del sistema social. El gabinete recurrirá más bien a medidas parciales y populistas".

El primer ministro afirmó que prevé bajar moderadamente los impuestos a personas con bajos ingresos.

27-04-2005