Ciudadanos checos piden libertad para los presos políticos cubanos

21-03-2005

Con motivo del segundo aniversario de la ola represiva en Cuba, cuando el régimen de Fidel Castro detuvo a 75 disidentes, fue construida un celda simbólica en Praga donde los ciudadanos checos expresaron su solidaridad con los presos políticos. En el pleno centro de la capital checa, en el lugar por donde pasan todas las personas y los turistas que van al centro de la ciudad fue construida una réplica de un celda cubana.

Slavomir Lener en la réplica de un celda cubana en la Plaza Wenceslao (Foto: CTK)Slavomir Lener en la réplica de un celda cubana en la Plaza Wenceslao (Foto: CTK) Las personas que desearon expresar su solidaridad con los presos políticos cubanos se encerraron voluntariamente en el lugar a la vista de todos los transeúntes. Vistieron ropa de rayas como prisionero al tiempo que portaban una tarjeta de papel con el nombre, fotografía y años de prisión a los que fue condenada la persona con la que ellos se solidarizaban.

En la réplica de la celda cubana en Praga expresaron su solidaridad con los presos políticos diferentes personalidades de la vida pública, política, cultural y deportiva del país, como por ejemplo el antiguo entrenador de la selección de hockey sobre hiele Slavomír Lener

"Yo viví en Florida y conocí la cercanía entre la libertad y la falta de libertad por medio de las narraciones de los cubanos. Y nosotros los que vivimos en Checoslovaquia un sistema totalitario comprendemos muy bien esa situación, por lo que creo que es importante solidarizarnos con los que luchan por la libertad y la democracia".

Anna Geislerova en la réplica de un celda cubana en la Plaza Wenceslao (Foto: CTK)Anna Geislerova en la réplica de un celda cubana en la Plaza Wenceslao (Foto: CTK) La celda simbólica estuvo durante dos días en la céntrica Plaza Wenceslao. El sábado unos 15 miembros de la juventud comunista llegaron al lugar portando pancartas con lemas a favor de la dictadura castrista, al tiempo que tildaron de terrorista a la Organización humanitaria checa "Hombre en Emergencia" promotora de la actividad. Tras unos veinte minutos de acalorado intercambio de opiniones los seguidores de Castro abandonaron el lugar.

Una delegación de Hombre en Emergencia entregará este lunes a la embajada cubana en Praga una petición con centenares de firmas de ciudadanos checos que piden libertad para los presos políticos cubanos.

21-03-2005