Coalición dividida debido a la Ley de Lustraciones

20-05-2003

La Ley de Lustraciones divide a la coalición gubernamental. Mientras que los socialdemócratas se inclinan por la anulación de dicha ley, los ministros del democristiano Partido Popular y de la Unión de la Libertad están a favor de mantenerla.

Archivos de la antigua policía políticaArchivos de la antigua policía política Debido a las discrepancias existentes en su seno la coalición gubernamental no ha tomado ninguna postura oficial con respecto al proyecto de anulació de la Ley de Lustraciones, presentado por el diputado comunista, Vojtech Filip. Sobre la Ley, que impide a ex altos cargos del régimen comunista anterior, a ex agentes de la Policía Secreta comunista y a sus colaboradores trabajar en la administración estatal, debatirá la Cámara de Diputados.

El Primer Ministro checo y diputado socialdemócrata, Vladimír Spidla, admitió que la decisión no será fácil.

"Varios ministros socialdemócratas mantienen una postura negativa hacia la Ley de Lustraciones argumentando que la misma es criticada por varias entidades internacionales, como por ejemplo las Naciones Unidas, el Consejo de Europa o la Organización Internacional del Trabajo. Ni yo mismo estoy seguro de cómo me decidiré al respecto", apuntó Spidla.

Por otra parte, los gubernamentales democristiano Partido Popular y la Unión de la Libertad y el oposicionista Partido Cívico Democrático no ocultan que quieren mantener la Ley de Lustraciones. El Viceprimer Ministro y líder de los unionistas, Petr Mares, declaró resueltamente que su partido no podría tolerar que la Socialdemocracia apoye la anulación de dicha ley.

En caso de que la mayoría de los diputados socialdemócratas vote a favor de la propuesta de los comunistas, la Ley de Lustraciones podría ser anulada. El Partido Socialdemócrata y el Comunista suman en la Cámara Baja 111 escaños, es decir, más de la mayoría requerida para ello.

20-05-2003