Comienzan los mayores ejercicios aéreos en Chequia

29-08-2016

Unos 1.500 militares de 17 países de la OTAN participarán en los ejercicios aéreos Ample Strike, que este martes comenzarán en la República Checa. Se trata de la mayor actividad de su género organizada este año en territorio checo.

Ample Strike, foto: ČTKAmple Strike, foto: ČTK Coordinar el procedimiento de los pilotos de las escuadras de helicópteros de combate con los aviones de exploración y las fuerzas terrestres de los países de la OTAN y sus aliados es el objetivo de los ejercicios aéreos Ample Strike. Éstos se efectuarán en territorio checo del 30 de agosto al 20 de septiembre. La buena orientación en el terreno gracias a la ayuda de los exploradores, y la estrecha cooperación de las fuerzas aéreas con las terrestres es muy importante a la hora de tener que enfrentarse a un enemigo, dijo a la Televisión Checa Denis, piloto de los aviones de combate L-159 Alca.

”En semejantes ejercicios utilizamos municiones que son unas réplicas de las bombas reales. No obstante, tienen el mismo peso y la misma forma de las bombas reales. Aprovechamos diverso tipo de munición, lo que depende de la altura en la que nos encontramos y el blanco con el que queremos dar. Normalmente volamos a unos tres y hasta seis mil metros de altura”.

Zdeněk Bauer, Ample Strike, foto: ČTKZdeněk Bauer, Ample Strike, foto: ČTK Los aviones que participarán en los ejercicios Ample Strike despegarán de los aeropuertos de Čáslav, Náměšť nad Oslavou y Pardubice, en Chequia, así como de tres aeropuertos en el extranjero, uno en Alemania, otro en Hungría y el último en el Reino Unido. A su vez, los helicópteros partirán de las bases de Boletice, Bechyně, Náměšť nad Oslavou y Libavá, en territorio checo. Pero las propias maniobras tendrán lugar exclusivamente en territorio de la República Checa, y se calcula que los militares deberán cumplir unas 480 tareas en total.

Por primera vez participarán en los ejercicios los reservistas que ayudarán en especial en las tareas de vigilancia. Entre los equipos aéreos a ser empleados figuran los Gripen de la Fuerza Aérea checa y húngara, los helicópteros de combate Apache y los bombarderos estratégicos estadounidenses B-1 y B-52, las aeronaves alemanas Tornado y otros. Como indica Milan Nikodym, sub jefe de la escuadra de los Gripen de la Fuerza Aérea checa, una parte importante de los ejercicios será ensayar cargar combustible durante el vuelo.

Foto ilustrativa: Milan Nykodym, CC BY-SA 2.0Foto ilustrativa: Milan Nykodym, CC BY-SA 2.0 ”Cuantas más veces le toca al piloto cargar combustible durante el vuelo, tanto mejor para él, porque le ayuda a tener más confianza en sí mismo, en sus capacidades. Y esto se hace muy importante más tarde, en especial durante los vuelos a larga distancia, por ejemplo a través del Atlántico. Así también podemos llegar a Islandia sin tener que aterrizar en Noruega o Gran Bretaña para cargar carburante”.

La realización de los ejercicios Ample Strike en territorio de la República Checa fue aprobada por el Gobierno de este país en diciembre del año pasado. Aún así, la iniciativa cívica No a las Bases, calificó la actividad de ilegal, por no haber sido aprobada previamente por el Parlamento. Los miembros de esa organización consideran asimismo como una provocación que se trata de maniobras de la OTAN y estudian la eventualidad de presentar una demanda contra las Fuerzas Armadas Checas.

29-08-2016