Comisario general checo en la Expo 2005 candidato a la Cartera de Cultura

28-07-2005

El comisario general de la República Checa en la Expo 2005 en Japón, Vladimír Darjanin, podría ser nombrado nuevo ministro de cultura, sustituyendo a Pavel Dostál, fallecido este domingo debido a un cáncer.

Vladimír Darjanin (Foto: CTK)Vladimír Darjanin (Foto: CTK) Centenares de personas dieron este jueves en el Teatro Nacional el último adiós a Pavel Dostál, uno de los políticos más populares del país. Han surgido especulaciones de que Vladimír Darjanin podría sustituir en el cargo al popular político fallecido, no obstante, el primer ministro, Jirí Paroubek, se negó a comentar esa información.

"Hasta el viernes no me voy a expresar al respecto, aunque por supuesto ya he optado por un candidato", evitó el jefe del Gobierno dar una respuesta directa. Así como Vladimír Darjanin, quien rechazó confirmar la información de haber recibido la oferta de encargarse del Ministerio de Cultura.

"Debido a que el primer ministro aún no ha hecho una declaración oficial, Vladimír Darjanin no se va a expresar al respecto", dijo la portavoz del comisario general checo en la Expo 2005, Martina Honcíková.

Según altos cargos de la Socialdemocracia gubernamental, Darjanin podría encabezar un Ministerio, a pesar de no ser miembro de ese partido político. "Estamos buscando a un especialista y no a un partidario", sostienen los socialdemócratas.

Darjanin, que estudió la dirección escénica de ópera, ha realizado hasta la fecha varios proyectos relativamente exitosos, como por ejemplo, la puesta en escena de una ópera poco conocida de Antonín Dvorák, Vanda, y la exposición "Diez siglos de arquitectura checa".

Por otro lado, su empresa DaDa, fundada en 1990, en el pasado fue sometida a dura crítica por la creación de discos compactos que debían promover la República Checa en el exterior. La suma de dicho proyecto ascendió a casi 70 mil euros, pero según los expertos, el resultado final fue fatal. El actual ministro de Desarrollo Local, Pavel Nemec, señaló que los discos incluían informaciones banales, grafismo primitivo y errores ortográficos. Su antecesor, Petr Lachnit, además, tuvo que hacer frente a las sospechas de optar por la firma de Darjanin sin realizar un debido concurso público.

28-07-2005