¿Cómo fueron en el pasado los mercados navideños en Praga?

12-12-2002

Los mercados navideños siempre han sido lo más típico que acompañaba el Tiempo Santo en la capital checa. Fueron muy populares tanto por su surtido variopinto como, y sobre todo, por su atmósfera irrepetible en la que palpitaban las venideras fiestas de Natividad.

Los mercados navideños tenían lugar en todas las grandes plazas de Praga, pero el más conocido y rico fue el de la Plaza de la Ciudad Vieja, con sus típicas torres de la Iglesia de Nuestra Señora de Týn y el reloj astronómico en el fondo.

Los mercados terminaban el 24 de diciembre, con la aparición de la primera estrella en el cielo que anuncia el fin del Adviento y el inicio de las fiestas de Natividad, explica Zdenek Míka, historiador del Museo de la Capital de Praga.

"En los mercados se vendían artículos más baratos, quien quería comprar regalos navideños más caros, tenía que hacerlo en las tiendas normales. El surtido abarcaba desde las numerosísimas golosinas, tales como figuritas de san nicolases, diablos, húsares, hasta varitas con cintas rojas y una rica oferta de juguetes".

Zdenek Míka señala que muy populares fueron los teatros de marionetas en miniatura, muy baratos y también muy poco duraderos.

"El escenario fue hecho de papel y las marionetas, de pan. Se vendían también las figuritas de belén, hechas asimismo de pan o de yeso y greda. Para su confección se usaban moldes especiales y luego las figuritas se pintaban. Muy demandadas eran las figuritas de deshollinador confeccionadas de palillos y cerillas secas que se producen hasta hoy en díaen Moravia y se exportan a Austria".

Una semana antes de la Navidad, el surtido se enriquecía con carpas y árboles navideños. Para calentarse, los vendedores ofrecían a sus clientes café, ponche y cúmel. A la atmósfera inolvidable de los mercados navideños en Praga contribuían también numerosas atracciones de verbena, funciones de teatro y actuaciones de cantantes populares.

Muestras del surtido de estos mercados se pueden ver en la exposición "La Navidad en la Praga Antigua", efectuada en el Museo de la Capital de Praga.

12-12-2002