"Composición abstracta" batió el récord de las subastas checas

21-05-2007

Por una suma récord en la historia fue vendido en una subasta el cuadro "Composición abstracta" del pintor checo Frantisek Kupka.

Foto: CTKFoto: CTK El cuadro fue vendido este domingo por 13,4 millones de coronas, o sea, más de 446 mil euros. Se trata de la suma más alta que se ha pagado por una obra artística en las subastas de la República Checa.

Hasta la actualidad, los precios por los cuadros de Kupka no habían superado la suma de cinco millones de coronas, unos 175 mil euros, destacó el historiador del arte y organizador de la subasta, Jiri Rybár.

"Un conocedor del mercado de arte internacional estimó el precio del cuadro en medio millón de euros, es decir, el precio alcanzado en la subasta no es exagerado. Sin embargo, aseguró que dentro de cinco años como máximo, este cuadro de Kupka tendría el precio de un millón de dólares".

Foto: CTKFoto: CTK En la sala de la subasta reinaba una atmósfera tensa. Con el aumento del precio se iba reduciendo paulatinamente el círculo de los interesados hasta que se quedaron dos, uno en la sala, otro en el teléfono. Al final, la pugna se detuvo en la suma de 13,4 millones de coronas.

La identidad del nuevo propietario es desconocida. Los organizadores no tienen derecho a revelarlo, según estipulan las leyes, explicó Jiri Rybár, organizador de la subasta.

Según explicó, hace quince años sería irreal pagar una suma tan alta por una obra artística. Sin embargo, ya en 1997 se invirtió una suma millonaria. El récord válido hasta la actualidad eran 9,3 millones de coronas, 310 mil euros, que en diciembre de 2006 pagó un coleccionista por la pintura "Baño de pies" de Josef Capek.

Frantisek Kupka vendió la "Composición abstracta" en París a Jindrich Waldes, fabricante, coleccionista y mecenas. En 1938 la familia trasladó el cuadro a EE.UU. Después de la muerte de los herederos de Waldes, la obra llegó a formar parte de una importante colección de arte checo-alemana.

Frantisek Kupka, uno de los primeros pintores abstractos checos, nació en 1871 en Opocno, Bohemia Oriental. A sus 25 años se trasladó a París, donde conoció las nuevas tendencias artísticas. Durante muchos años se sentía incomprendido, lo que le había impulsado a destruir cierta parte de sus cuadros. Su obra comenzó a despertar un merecido interés en el ocaso de su vida. Frantisek Kupka falleció en Francia en 1957.

21-05-2007