Confirman en Chequia altos niveles de yodo radioactivo en el aire

22-02-2017

La República Checa es uno de los seis países europeos en los que se confirmó esta semana la aparición de elevados niveles de yodo radioactivo en el aire. Si bien los expertos aseguran que se trata de pequeñas cantidades que no amenazan la salud resulta indispensable dar con el origen del escape.

Foto ilustrativa: ČT24Foto ilustrativa: ČT24 A lo largo del mes de enero fueron detectados y confirmados esta semana altos niveles de yodo radioactivo en el aire de seis países europeos. Se trata del yodo 131 que es de producción artificial lo que lleva a pensar que se ha tratado de una fuga de alguna fábrica.

Karla Petrová, de la Agencia Estatal para la Seguridad Nuclear dijo a la Radiodifusión Checa que los niveles registrados son anormales, pero que no atentan contra la salud de la población.

De acuerdo con la experta no es la primera vez que ocurre algo semejante, pero que siempre es bueno detectar el origen del foco contaminante.

Karla Petrová, foto: YouTubeKarla Petrová, foto: YouTube “Debo reconocer que en este momento desconocemos la causa de lo ocurrido. Recuerdo que en 2011 sucedió algo parecido, los niveles detectados fueron aún mayores que ahora. En aquella oportunidad se descubrió que el escape se dio en una fábrica de isotopos de Hungría, en Budapest. Así que puede tratarse de algo parecido”.

Los primeros en detectar la aparición del yodo radioactivo fueron los noruegos. De acuerdo con la Autoridad Noruega de Protección Radiactiva, la huella del movimiento de las partículas sugiere que han viajado desde el Este de Europa.

Por el momento todo son hipótesis. Algunos expertos señalan que el escape puede responder a un accidente en un reactor nuclear o a una fuga en una planta, ya que el yodo radioactivo se utiliza para tratamientos médicos.

A pesar de que los niveles de yodo radionucleido no sean peligrosos, la experta checa Karla Petrová explicó que es necesaria la cooperación de todos los países afectados.

Foto: CC0 / PixabayFoto: CC0 / Pixabay “Laboratorios de varios países confirmaron la aparición de altos niveles de yodo radioactivo en el aire. Continuaremos nuestras investigaciones e intercambiaremos datos con nuestros socios europeos con el fin de descubrir qué ocurrió”.

Partiendo de que las condiciones meteorológicas del mes de enero fueron desfavorables se puede asegurar que eso ayudó a la circulación del yodo por el continente, con una ruta que atravesó Noruega, Finlandia, Polonia, República Checa, Alemania, Francia y España.

El yodo radioactivo está asociado con la energía nuclear, así como con los procedimientos de diagnóstico y tratamientos médicos. Debido a que su período radiactivo es corto, de un poco más de 8 días, se deduce que la actual detección se debe a un escape relativamente reciente.

22-02-2017