Confirman la independencia de los tribunales en Chequia

30-01-2019

La independencia del Tribunal Supremo de Administración y del Tribunal Constitucional no ha sido amenazada. Así coincidieron este martes los miembros de la Comisión Parlamentaria de Justicia.

Foto ilustrativa: Filip Jandourek, ČRo Foto ilustrativa: Filip Jandourek, ČRo Hace dos semanas el semanario Respekt informó que el canciller presidencial, Vratislav Mynář, se reunía frecuentemente con algunos jueces y debatía con ellos, entre otros temas, determinados casos relacionados con la Presidencia checa. El máximo mandatario, Miloš Zeman, confirmó esos encuentros y dijo que se realizaron por su iniciativa, a fin de presentar a los órganos de Justicia su postura frente a diversos casos que atañen a toda la sociedad. Zeman a la vez rechazó que sus subordinados trataran de ejercer influencia de alguna manera sobre los jueces.

Vratislav Mynář, foto: Filip Jandourek, ČRoVratislav Mynář, foto: Filip Jandourek, ČRo La Comisión Parlamentaria de Justicia anunció tras haberse reunido este martes, que la independencia del Tribunal Administrativo Supremo y del Tribunal Constitucional no ha sido amenazada. El presidente de la comisión, Pavel Blažek, se dirigió a la vez al Poder Ejecutivo.

”La comisión recomienda al Poder Ejecutivo abstenerse en el futuro de cualquier tipo de actividades que podrían llevar a la conclusión de que se quiere influir o presionar a los jueces en sus decisiones en casos concretos, en los que el Poder Ejecutivo es una de las partes del pleito. Una excepción son los procedimientos estipulados por ley”.

La comisión recomendó a los jueces informar de inmediato a los presidentes de sus tribunales en caso de cualquier intento de influenciar las decisiones de las cortes desde afuera. La información debe ser presentada en forma escrita, para poder ser adoptadas a tiempo las medidas de respuesta necesarias. La diputada y ex ministra de Justicia, Helena Válková, destacó que los ciudadanos merecen tener confianza en la independencia de la Justicia checa.

Josef Baxa, foto: ČT24Josef Baxa, foto: ČT24 ”No decimos que algo haya pasado, no somos una comisión de investigación. Pero decimos que nuestros ciudadanos merecen poder confiar y tener la seguridad de la independencia de la Justicia. Por ello nuestra comisión calificó unívocamente de negativa y condenó toda actividad que pueda poner en dudas esa independencia”.

La semana pasada el ex presidente del Tribunal Supremo de Administración, Josef Baxa, dijo ante la Cámara Baja que durante varios encuentros de carácter privado con el presidente Miloš Zeman, este le había ofrecido la posibilidad de asumir el cargo de presidente del Tribunal Constitucional, insinuando que a cambio esperaría que sean respaldadas sus posturas en el tema del nombramiento de nuevos profesores.

Más tarde Baxa admitió que no había sido presionado durante las entrevistas con el mandatario Miloš Zeman y el canciller presidencial Vratislav Mynář. Lo mismo dijo ante los diputados el juez Vojtěch Šimíček, miembro del Tribunal Constitucional, quien acotó que el canciller Mynář simplemente había consultado con él algunos detalles de la Ley de Servicio Público.

30-01-2019