Conflicto entre el Parlamento Europeo y el presidente checo

22-04-2005

Un fuerte intercambio de palabras estalló entre el Castillo de Praga y el Parlamento Europeo en Bruselas. El presidente de la República Checa, Václav Klaus, conocido euroescéptico, fue criticado recientemente por altos cargos del Parlamento Europeo.

Presidente de la República Checa, Václav Klaus (Foto: CTK)Presidente de la República Checa, Václav Klaus (Foto: CTK) El presidente checo critica desde hace tiempo la Constitución Europea; hace poco publicó un artículo titulado "El decálogo de razones para rechazar la Carta Magna Europea". El vicepresidente del Parlamento Europeo, Alejo Vidal-Quadras y el jefe de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Jo Leinen, calificaron las opiniones del presidente checo sobre la Constitución como "llenas de prejucios, aberrantes y mentirosas".

Por su parte, Václav Klaus, considera que se trata de una crítica "ofensiva, inaceptable y sin precedentes", por lo que pide disculpas. El mandatario checo se quejó ante el presidente del Parlamento Europeo, Josep Borell. El canciller, Jirí Weigl, cita de la misiva:

Václav Klaus y Alejo Vidal-Quadras; en el año 2000 (Foto: CTK)Václav Klaus y Alejo Vidal-Quadras; en el año 2000 (Foto: CTK) "Ambos funcionarios del Parlamento Europeo con sus actitudes pusieron en duda los principios democráticos, en los que se basan los documentos de la UE. Y al ofender al jefe de Estado, ofendieron a la vez a un país miembro soberano", se dice entre otras cosas en la carta.

En reacción a la misiva del presidente checo, el diputado Alejo Vidal-Quadras indicó que había criticado a Klaus como a un político y no como un jefe de Estado. El vicepresidente del Parlamento Europeo sostuvo, además, que Klaus como presidente de la República Checa debería adoptar actitudes neutrales en cuanto al proceso de la integración de la Unión.

Según un sondeo realizado por la agencia SC&C más de la mitad de la población checa comparte en la actualidad el euroesceptisismo del presidente checo.

La República Checa debería decidir sobre la aprobación de la Carta Magna Europea el próximo año, pero el Gobierno aún no ha especificado si convocará un referéndum o si sobre el documento decidirá el Parlamento.

22-04-2005