Controles más profundos a las agencias que traen empleados del exterior

23-01-2017

Controlar con más severidad las actividades de las agencias laborales que contratan a empleados del exterior. Ese es el nuevo propósito del Ministerio del Interior debido al notable aumento de la criminalidad entre los extranjeros que vienen a trabajar a la República Checa.

Foto: ČTFoto: ČT Hace poco el administrador de un albergue de la ciudad de Pilsen sucumbió a las heridas sufridas tras ser agredido por un grupo de extranjeros.

Las trifulcas y perturbaciones del silencio nocturno son los delitos que se ven obligados a solucionar los policías a diario y con cada vez más frecuencia en dicha zona, donde se concentran extranjeros que llegaron a Bohemia Occidental en búsqueda de trabajo.

La criminalidad ha crecido en ese lugar en un 50%, lo que hizo disparar también notablemente el número de intervenciones médicas en dicha área, según indicó el portavoz del Servicio de Ambulancias de la Región de Pilsen, Martin Brejcha.

Foto: ČTFoto: ČT “Las heridas cortantes y punzantes no son una excepción en esa zona. En fin, nos encontramos con numerosas heridas causadas por la violencia cometida con cualquier tipo de arma”, dijo.

El mayor aumento de la criminalidad se ha registrado también en la región de Rychnov, donde el número de infracciones se ha disparado incluso en un 420%. Pero dicha zona está combatiendo sobre todo la indisciplina de los conductores que acuden diariamente a la empresa de Škoda Auto y, por tener prisa, no respetan las reglas de tráfico.

Chovanec: “Hay que reducir el número de agencias de trabajo”

Milan Chovanec, foto: ČTMilan Chovanec, foto: ČT Estos son los casos más llamativos a nivel nacional de este fenómeno que, sin embargo, atormenta a todo el país. Gran parte de culpa con respeto a esta situación la tienen las agencias de trabajo, que carecen de reglas claras en cuanto al empleo de los extranjeros, según resaltó el ministro del Interior, Milan Chovanec.

“Creemos que el número de agencias que contratan a empleados para las empresas checas es enormemente elevado y hay que reducirlo. Es uno de los ámbitos donde trataremos de impulsar un cambio legislativo”, dijo.

Además de reducir el número de las agencias, hace falta hacer más severas las condiciones de su funcionamiento en general, subrayó el alcalde de la ciudad de Pilsen, Martin Zrzavecký.

Martin Zrzavecký, foto: ČTMartin Zrzavecký, foto: ČT “Respetamos que se trata de un negocio legal, en principio. Pero cada moneda tiene dos caras. Es decir, si emplean a la gente y se benefician de eso, también deben asumir la responsabilidad”, resaltó.

La esperada llegada a Chequia de otros 10.000 empleados del exterior en un futuro próximo impulsó al Ministerio del Interior a dedicarse con más intensidad a este tema.

El Ministerio creará en breve un grupo de expertos que se encargará de poner en marcha un proyecto para combatir esta situación. Una de las medidas supone, por ejemplo, implantar la prohibición de emplear en este país a un extranjero con antecedentes penales.

23-01-2017