Correos Checos introduce cambios en el envío de paquetes

01-03-2019

La empresa Correos Checos introduce a partir de este viernes un nuevo sistema de precios por el envío de paquetes. Se trata de un cambio radical.

Foto: Filip Jandourek,  ČRoFoto: Filip Jandourek, ČRo

Cuando deseen enviar un paquete por medio de Correos Checos, ya no valdrá la pena pesarlo antes en casa para calcular cuánto podrá costar. A partir del 1 de marzo cambian los precios de algunos servicios de esta compañía. Sobre todo en lo relativo a los paquetes, más bien suben los precios.

Hasta el presente el coste más bajo del envío de un paquete equivalía a 2 euros y 80 céntimos, mientras que ahora es de 3 euros y 40 céntimos. Por un paquete de tamaño superior, o sea que tenga entre 100 y 240 centímetros de longitud, se paga ahora más de 13 euros.

Foto ilustrativa: Lenka ŽižkováFoto ilustrativa: Lenka Žižková No obstante, el mayor cambio radica en el sistema de determinar el coste de los paquetes al facturarlos. Mientras que hasta el presente dependía del peso de cada paquete, ahora este no es decisivo, como sostiene Matyáš Vitík, portavoz de Correos Checos.

”Para nuestra empresa dejó de ser fundamental el peso de cada paquete. Lo que nos interesa ahora son sus dimensiones y su forma. Procedimos a este cambio porque nos permitirá planificar cuánto espacio y personal necesitamos y distribuir mejor los envíos”.

Puede pasar así que mientras que por una almohada liviana que envíen dentro de una caja de un metro de longitud pagarán más que por un pequeño paquete con instrumentos de hierro, cuyo peso será mucho mayor que el de la almohada.

Al igual que en el caso de las vestimentas, los paquetes se dividen ahora en diferentes categorías, dependiendo de su tamaño, desde el tamaño S hasta el XL. De acuerdo con la gerencia de la compañía, el objetivo de este nuevo sistema de facturación es hacer más efectivos los procesos de selección de los paquetes según su tamaño y forma de embalaje, así como su transporte.

Foto: Filip Jandourek,  ČRoFoto: Filip Jandourek, ČRo Según sostuvo Vitík, es mucho más fácil manipular los paquetes que tienen un embalaje estándar. Los que no conservan una sola forma y tienen un embalaje de plástico negro, deben ser separados de forma manual.

El portavoz de Correos Checos insiste en que los cambios persiguen mejorar y acelerar el proceso de entrega de los envíos a sus destinatarios.

”Cuando alguien envía por ejemplo, un rollo de plástico de burbujas, ese es bastante liviano, pero ocupa aproximadamente la mitad del automóvil usado por el empleado de correos. Y en el coche ya no entran más paquetes”.

Estos cambios introducidos por la empresa Correos Checos rigen no obstante para el envío de paquetes dentro de la República Checa. El precio por el envío al extranjero sigue dependiendo por el momento del peso.

El encarecimiento de los servicios de Correos Checos y el cambio del sistema en lo que respecta a la facturación de los paquetes quieren aprovecharlo algunas otras compañías que se especializan en la entrega de envíos a los destinatarios.

Figura entre ellas Zásilkovna, que hasta el presente se encarga de la entrega de paquetes enviados a sus clientes por algunos comercios o las tiendas en línea. Representantes de esta compañía informaron que a partir de la primavera de este año, sus servicios podrán ser aprovechados igualmente por todos los ciudadanos.

01-03-2019