Crece el número de niños maltratados en la República Checa

20-03-2002

Si desea escuchar la versión original, haga click aquí.

Estadísticas oficiales sobre el maltrato al menor no existen en la República Checa. Desde 1994 la ley estipula la obligación de denunciar el maltrato de niños a la Policía o la Oficina de Servicios Sociales. Sin embargo, el número de casos que salen a la luz es mínimo, opina Marie Vodicková, presidenta de la organización no gubernamental "Fondo de Niños Amenazados".

"Los niños tienen miedo de hablar sobre ello. Ocultan las heridas por temor a represalias de sus padres. Inventan que se lesionaron al pelearse o caer. Hace falta entablar contacto con el niño para que confíe y se confiese, lo que resulta muy difícil", dice Marie Vodicková.

Se estima que igual que en otros países europeos, en la República Checa sufre del maltrato entre el 1 y el 2 por ciento de los niños, es decir entre 20 y 40 mil menores de 15 años. Según Marie Vodicková, el número de niños maltratados aumenta debido a la inseguridad social de los padres y la creciente agresividad en la sociedad.

"El maltrato al menor se puede registrar en todas las capas sociales. En las familias, donde los padres son, por ejemplo, adictos a drogas o las máquinas tragamoneda, la conducta agresiva es una manera normal de comunicación. Aquí se ve directamente amenazada la vida de los niños, sobre todo la de los preescolares. En las familias, por así decir, honestas, los maltratos están relacionados, en la mayoría de los casos, con el bajo desempeño en la escuela", explica Marie Vodicková, del "Fondo de Niños Amenazados".

20-03-2002