Crece el número de personas que sufren de ansiedad

15-11-2018

Los psiquiatras checos han registrado un crecimiento rápido del número de pacientes con problemas de ansiedad.

Foto ilustrativa: Pixabay CC0Foto ilustrativa: Pixabay CC0 Un miedo permanente, tensión, pulso acelerado del corazón y otras dificultades como el insomnio. Estas son algunas de las expresiones más comunes de la ansiedad.

Según los datos del Instituto de Estadísticas sobre la Salud, el número de personas que acuden a los psiquiatras con este tipo de problemas se ha duplicado en la República Checa desde el año 2000. Además hay cada vez más pacientes con depresiones. Sin embargo, en este caso, el incremento no es tan drástico como el de la ansiedad.

Jan Boček, analista de la Radiodifusión Checa precisó los números de pacientes.

Jan Boček, foto: archivo de ČRoJan Boček, foto: archivo de ČRo “Según los datos de los psiquiatras, unas 250 000 personas fueron sometidas a un tratamiento de ansiedad en 2016. En lo que se refiere a depresiones, se registraron unas 100 000 personas”.

Este crecimiento se reflejó también en la cantidad de fármacos vendidos, continúa Boček.

“En general, registramos un crecimiento del suministro de medicamentos psicotrópicos de unos 50 millones de dosis diarias en 1990 a aproximadamente 300 millones de dosis diarias. Se trata de seis veces más”.

A pesar de que a primera vista puede parecer que la situación es muy alarmante, hay quienes sostienen que no lo es tanto.

Martin Anders, presidente de la Asociación Psiquiátrica explica que en comparación con los medicamentos que se utilizaban hace unos 20 años, los de hoy no representan un riesgo tan grande en lo que se refiere a los efectos secundarios.

“Se trata de medicamentos seguros que, a pesar de que se suelen llamar antidepresivos, se utilizan no solo para curar las depresiones, sino también la ansiedad”.

Los estados de ansiedad y depresión afectan a un millón de personas en Chequia. Los especialistas sostienen que el mayor problema en este sentido es el consumo excesivo de alcohol, algo que desgraciadamente forma parte de la cultura checa. Los períodos más críticos suelen ser la primavera y el otoño.

Entre las maneras de mejorar la salud mental, se recomiendan las actividades físicas, pasar tiempo bajo el sol y comer con regularidad.

15-11-2018