Críticas al presidente checo por hacer pública información confidencial sobre terrorismo

12-01-2017

El presidente checo, Miloš Zeman, reveló en su entrevista anual con la Radiodifusión Checa que un magrebí sospecho de colaborar con organizaciones terroristas se encuentra en Chequia. Tanto el ministro del Interior como los expertos han censurado la indiscreción del presidente, que a su parecer ha puesto al país en peligro..

Miloš Zeman en entrevista con la Radiodifusión Checa, foto: Filip Jandourek, ČRoMiloš Zeman en entrevista con la Radiodifusión Checa, foto: Filip Jandourek, ČRo Por la República Checa merodea un magrebí sospechoso de colaborar con organizaciones terroristas islámicas. Con estas palabras el presidente checo, Miloš Zmena, quiso ilustrar en una entrevista con la Radiodifusión Checa su crítica a la creación de un centro para la lucha contra la desinformación. En dicha oficina no tendrían acceso a los cables confidenciales de los servicios secretos, por lo que su trabajo no sería eficaz, opinó.

Ni los Servicios de Seguridad e Inteligencia (BIS) ni el ministro del Interior, Milan Chovanec, han querido desmentir o confirmar esta información. Chovanec afirmó que alguna cosas es mejor no hacerlas públicas y aseguró que no existe ninguna amenaza inminente de ataque terrorista en la República Checa.

Josef Kraus, el politólogo y experto en seguridad de la Universidad Masaryk de Brno, foto: ČT24Josef Kraus, el politólogo y experto en seguridad de la Universidad Masaryk de Brno, foto: ČT24 Los expertos han sido más virulentos con la indiscreción del presidente. El politólogo y experto en seguridad de la Universidad Masaryk de Brno, Josef Kraus, calificó la acción de Zeman de amenaza para la seguridad.

“Ningún servicio secreto ni autoridad pública va a confirmar o negar si es una información con una base real o si se trata de una de las habituales fabulaciones del presidente. Pero si nos situamos en el nivel especulativo de que la información es real, esta ha llegado al público, ya que la entrevista ha sido reflejada por todos los medios nacionales y no solo por la radio pública. Comprensiblemente esto crea un enorme riesgo para cualquier trabajo operativo o trabajo que se haya en marcha actualmente sobre este hombre”.

Durante la entrevista, y ante el comentario del periodista, que apuntó que podría estar creando alarma innecesariamente, Miloš Zeman aseguró que al no dar el nombre del sospechoso ni mencionar el país en concreto del que proviene, no estaba violando la confidencialidad de la información.

Kraus sin embargo cree que el incidente basta para que el hombre, de existir, esté en alerta.

Miloš Zeman en entrevista con la Radiodifusión Checa, foto: Filip Jandourek, ČRoMiloš Zeman en entrevista con la Radiodifusión Checa, foto: Filip Jandourek, ČRo “Esta persona, si partimos de la premisa de que realmente es un extremista y potencial terrorista, naturalmente ahora puede desaparecer, tener mucho más cuidado, o interrumpir sus contactos con otras personas. O incluso puede darse más prisa a la hora de llevar a cabo su plan de un ataque terrorista. Es una especulación, pero estos son los motivos por los que este tipo de informes no se muestran al público. Por desgracia el señor presidente ya ha mostrado varias veces que le falta profesionalidad y competencia en estos asuntos y que le encanta irse de la lengua”.

Por su parte el excomandante de los Servicios de Información del Ejército, Andor Šándor, opinó en entrevista para la Televisión Checa que, además de hacer más difícil la investigación sobre el sospechoso, la actitud del presidente puede llevar al descrédito de los servicios secretos checos ante sus aliados de otros países, que ahora no serán tan proclives a compartir información.

12-01-2017