Crónica Checa de Dalimil en latín se traslada a la Biblioteca Nacional en Praga

18-03-2005

La Biblioteca Nacional de la República Checa consiguió adquirir en la subasta de París un valioso fragmento de la traducción al latín de la Crónica de Dalimil, la obra histórica más antigua escrita en checo, procedente del siglo XIV. El manuscrito ilustrado de 24 páginas de un tamaño de 24,5 por 17,5 centímetros costó 300 mil euros.

Crónica Checa de Dalimil (Foto: CTK)Crónica Checa de Dalimil (Foto: CTK) La Biblioteca Nacional puso "en juego" en la sala de subastas Druot Richelieu de París, a dos personas, disponiendo de una suma de 330 mil euros, con la que contribuyó el Gobierno checo. Poco después de las tres de la tarde de este jueves el licitador adjudicó el manuscrito latín de la Crónica Checa de Dalimil a una comerciante de arte sentada en la quinta fila. El director de la Biblioteca Nacional de la República Checa, Vlastimil Jezek, pudo suspirar de alivio. La traducción del valioso documento histórico checo, poseída en los últimos 150 años por una familia francesa desconocida, se traslada a Praga.

"La Biblioteca Nacional prepara en su sede, en el palacio de Klementinum, una exposición donde será posible ver la traducción al latín, y todos los ejemplares de la Crónica de Dalimil que la Biblioteca Nacional guarda para el pueblo checo", indicó Jezek agregando que la exposición se abrirá dentro de tres días después de desplazarse el manuscrito nuevamente adquirido a la República Checa.

Drector de la Biblioteca Nacional de la República Checa, Vlastimil Jezek (Foto: CTK)Drector de la Biblioteca Nacional de la República Checa, Vlastimil Jezek (Foto: CTK) El fragmento subastado representa menos de una décima parte de la traducción al latín que tenía entre cien y doscientas páginas y surgió en el siglo XIV probablemente por encargo del rey checo Juan de Luxemburgo o su hijo Carlos IV en Italia, en un taller de Bolonia, Padua o Venecia, juzgando según la estilización del paisaje y otros elementos ilustrados.

Se supone que la primera crónica escrita en checo surgió entre los años 1308 y 1318. En el siglo XVII fue señalado erróneamente como su autor el canónigo Dalimil Meziricský de Boleslav. La Crónica, que se quedó con el nombre de Dalimil, describe en 106 capítulos los sucesos desde la construcción de la torre de Babel, mencionando la llegada del patriarca del pueblo checo Cech al monte Ríp hasta la época del reinado de Juan de Luxemburgo. Incluye asimismo leyendas sobre la princesa mítica Libuse, que, según se dice, fundó Praga, el príncipe Premysl, el patrono checo San Venceslao y su abuela Santa Ludmila, etc.

La traducción al latín de la Crónica de Dalimil será depositada en una caja fuerte especialmente acondicionada de la Bibilioteca Nacional, junto con otros manuscritos valiosos. En el próximo futuro debe ser digitalizada.

18-03-2005