Cuadrienal de Praga 2003: El teatro es el arte del presente

18-06-2003

Laberinto del mundo y paraíso del teatro, con este lema abrió sus puertas la décima edición de la Cuadrienal de Escenografía y Arquitectura Teatral de Praga 2003, que presenta bajo un mismo techo el teatro de todos los continentes. Más de dos mil concursantes disputaron los premios otorgados en cuatro secciones. Radio Praga conversó con el escenógrafo Alejandro Luna, de México, miembro del jurado internacional.

El premio principal fue otorgado a la exposición de Gran Bretaña. ¿Por qué decidió el jurado así? ¿Qué influyó en su decisión?

"Pues solamente que hubo una coincidencia entre todos los miembros del jurado que ahí estaban localizados los mejores trabajos de diseño, de escenografía, del diseño de vestuarios y que al mismo la exposición presentaba trabajos de diferentes generaciones, todos con una excelente calidad".

Ud. participó ya en la primera edición de la Cuadrienal de Praga en el año 1967. ¿Ha cambiado mucho el concepto de esta revista internacional del arte escenográfico?

"No, el concepto no ha cambiado. Lo que ha cambiado en estos 36 años es el mundo. La escenografía en la Cuadrienal sigue fiel a sus primeros principios".

¿Cuáles principios son?

"Pues, servir de enlace entre las naciones. En aquella Cuadrienal participaron 17, si mal no recuerdo, y ahora han participado 52 países. El teatro ha cambiado muchísimo en este casi medio siglo, la escenografía también. El teatro es el arte del presente, es para hoy, no sirve para que los vean las generaciones posteriores, tenemos que verlo hoy mismo. Y hasta cierto punto está sujeto a la moda, a lo que va ocurriendo, refleja el tiempo en que está inmerso. Y es por eso un arte vivo, el teatro, es de una potencia tremenda, no hay nada que lo pueda sustituir. Las artes escénicas son frágiles, contundentes, poderosas ... Y de repente la reunión de muchos países, de mucha gente de muchos países para confrontar, para hablar lo que se está haciendo en otros continentes resulta estimulante, útil ... Para los que lo hacemos es vital. ¡Es una oportunidad magnífica!".

Según su opinión, ¿difiere mucho el teatro de América Latina del de Europa Central, del de la República Checa, por ejemplo?

"Difiere porque son distintas culturas, distintas comunidades, distintos espacios, distintos climas, distinta alimentación, distinto idioma. Pero también difiere mucho el teatro checo de 1969 del actual, porque también vive en el tiempo, refleja los cambios que hay en el tiempo, no nada más en la geografía".

¿A Ud. personalmente cuál de las exposiciones nacionales les ha impactado más?

"A mí no me interesan las exposiciones nacionales. Yo voté por Gran Bretaña, por supuesto. Pero a mí, me interesan los individuos, yo creo uno debe buscar la persona, no el país, no tiene nada que ver. A mí no me importaría participar con un danés, un islandés ... Puedo encontrar más similitudes entre mi trabajo y un continente lejano que entre mi mismo país. Esta idea de agruparse por países me parece todavía muy antigua".

Entre los premiados de la Cuadrienal de Praga 2003 figuraron el joven diseñador mexicano Jorge Ballina, que recibió una mención honorífica por una colección de diseños escenográficos, y el Teatre Lliure de Barcelona, galardonado con una medalla de plata por la arquitectura teatral.

El evento se prolongará en el Área de Exposiciones de Praga hasta el 29 de junio.

18-06-2003