¿Cuándo los ciudadanos checos sabrán beneficiarse de la entrada del país en la UE?

07-06-2002

Pasarán hasta diez años antes de que los ciudadanos y las empresas checas sepan beneficiarse de las ventajas que traerá la adhesión de la República Checa a la Unión Europea. Este es el resultado de un estudio realizado por las compañías Ernst&Young y The Economist.

Los primeros en registrar el aporte inmediato del ingreso del país en la Unión Europea serán las multinacionales que tienen su sede en un país comunitario y que ya están presentes en el mercado checo, según afirma Viliam Grácz, de la compañía Ernst&Young.

Viliam Grácz señala que a los ciudadanos checos les tomará de cinco a diez años aprender a utilizar los mecanismos existentes en la Unión y sobre todo la herramienta para defender sus intereses.

"Las mayores ventajas para los ciudadanos checos se desprenderán de la circulación libre de trabajadores que para muchos significará un mejoramiento de las condiciones laborales. La entrada del país en la Unión traerá un aumento de los salarios, pero también la subida de los precios en general, sobre todo de alimentos, energía y agua. Descenderán, por el contrario, los precios de artículos de consumo, productos industriales y otros con un mayor valor añadido".

Viliam Grácz opina, no obstante, que el mayor aporte del ingreso reside en la posibilidad de que la República Checa deje de ser un centro de mano de obra barata para convertirse en un país con una producción más sofisticada que invierte en el desarrollo tecnológico y la investigación.

07-06-2002