Cunek más enredado que nunca

05-03-2007

La Policía detuvo el pasado sábado a tres hombres, sospechosos de ejercer presión sobre la principal testigo en el caso del vice primer ministro, Jirí Cunek, acusado de corrupción.

Jirí Cunek (Foto: CTK)Jirí Cunek (Foto: CTK) Fuentes no oficiales informaron que tres hombres visitaron a Marcela Urbanová, ex secretaria del vice primer ministro, para ofrecerle dinero en caso de que retirara sus acusaciones contra Cunek. Urbanová es la principal testigo en el caso Cunek. La Policía sospecha que el político, cuando era alcalde de la ciudad de Vsetín, en el año 2002 recibió un soborno de casi 170 mil euros de una empresa de bienes inmuebles. Urbanová había declarado ante la Policía que el propio Cunek le dijo que había recibido un soborno de 170 mil euros.

La testigo se encuentra actualmente en un lugar desconocido, donde es protegida por la Policía. Esta decisión fue adoptada después de que Urbanová informó que fue objeto de intentos de chantaje, lo que fue confirmado por la abogada de Cunek, Jana Rejzková.

"De las declaraciones de la señora Urbanová ante la Policía se desprendió que alguien la presionaba e, incluso, que se sentía amenazada", dijo Jana Rejzková.

El vice primer ministro y líder del democristiano Partido Popular, Jirí Cunek, insiste en que no encargó a nadie que presionara a su ex secretaria y que nunca admitiría algo semejante. Reiteró además que dispone de pruebas suficientes para demostrar su inocencia.

La Policía no descarta que alguien se proponga empeorar la situación del vice primer ministro. A su vez, no obstante, se demostró que uno de los sospechosos es el empresario Roman Vaskuj, investigado por fraudes y evasión de impuestos, cuya abogada es la misma Jana Rejzková que defiende a Jirí Cunek.

Independientemente de que éste niega conocer a Vaskuj, la vinculación de los dos a través de la abogada da pie a la aparición de dudas respecto a la veracidad de sus declaraciones. Es tarea de la Policía investigar todo a fondo.

Lo cierto es que el caso del vice primer ministro repercute negativamente en el escenario político nacional. La oposición aprovecha la situación para criticar al Gobierno y los partidos de la coalición gubernamental reconocen que el caso Cunek constituye una seria carga para el Gabinete.

05-03-2007