David Kilgour habló en Praga sobre ilícitos trasplantes de órganos en China

10-05-2007

El defensor de los derechos humanos canadiense David Kilgour visitó la República Checa para participar en una manifestación contra el comunismo. Acompañando al ex preso político chino Zhao Ming, reportó en Praga sobre la extirpación de órganos a los practicantes de Falun Gong en China.

En julio del año pasado David Kilgour y David Matas publicaron un informe sobre los trasplantes ilegales en China. A finales del pasado mes de enero editaron una versión actualizada que incluye casi el doble de pruebas de que el Gobierno de China encubre el comercio de órganos de seguidores encarcelados de Falun Gong, método tradicional chino que cultiva el espíritu y el cuerpo.

"Viajamos a 32 países donde hablamos con personas como Ming que lograron salir de la prisión y también con la gente que recibió los órganos. Desvelé el caso de un hombre al que le ofrecieron ¡ocho riñones! Estoy convencido más que nunca de que esas cosas terribles están pasando. No tenemos duda de que continúan pasando".

El primero de mayo entró en vigor en China una nueva ley concerniente a los trasplantes de órganos. David Kilgour se muestra bastante escéptico sobre que la ley cambie algo debido a que los médicos, los hospitales y el Ejército ganan millones de dólares vendiendo órganos.

David Kilgour en PragaDavid Kilgour en Praga "Tantas leyes en China no se han puesto en práctica y fueron aprobadas sólo por motivo de las relaciones públicas. Si mira en nuestro informe el capítulo referente a la financiación del Ejército encontrará unos datos que provienen de la página web del Hospital General de las Fuerzas Armadas de Pekín. Allí dicen que el centro de trasplantes de órganos es su principal fuente de ingresos. En 2003 sus ganancias brutas llegaron a 16 070 000 yuanes, unos tres millones de dólares, etc. Creo que anunciaron dicha ley porque se acercan los Juegos Olímpicos. Me sorprendería mucho que parara esa práctica".

David Kilgour tuvo durante su visita a Praga, entre otras, una reunión privada con el ministro de RR.EE. checo, Karel Schwarzenberg.

"Insté al gobierno de este país democrático a que continúe alentando a otros países que no tuvieron experiencia con un sistema totalitario como Uds. a ejercer una presión más fuerte en este asunto. Le insistí en que hiciera todo lo posible para que esto acabe antes de la Olimpíada. Creo que el ministro entendió muy bien lo que le decía".

La entrevista entera con el defensor de los derechos humanos canadiense David Kilgour se la ofreceremos en una de las próximas ediciones del espacio "Panorama Checo".

"Cosecha sangrienta""Cosecha sangrienta"

10-05-2007