David Rath, el médico que quiere mandar

05-12-2005

David Rath es uno de los políticos checos más polémicos del momento. Presidió el Colegio de Médicos y ahora es ministro de Salud, pero todo parece indicar que sus ambiciones políticas van más allá. Recibió un nuevo impulso, la gubernamental socialdemocracia lo escogió como candidato por Praga para las elecciones generales que se aproximan.

David Rath (Foto: CTK)David Rath (Foto: CTK) Es tradicional que en la contienda política se nominen para la capital los candidatos más fuertes. El opositor Partido Cívico Democrático nominó al jefe de dicha formación, Mirek Topolánek.

Los medios de comunicación checos coinciden que la gubernamental socialdemocracia sorprendió al nombrar a David Rath, un recién llegado al Gobierno y que no pertenece a dicha formación.

El médico David Rath, se ha convertido en el "puño de acero" del primer ministro, el socialdemócrata Jiri Paroubek, que ve en él una buena alternativa frente a la firmeza de la oposición.

Mirek Topolánek (Foto: CTK)Mirek Topolánek (Foto: CTK) Las elecciones generales se celebrarán dentro de seis meses en la República Checa. Todo parece indicar que el doctor Rath decidió irrumpir en la vida política del país con mucho ruido. Sus primeras confrontaciones apuntaron contra el líder del Partido Cívico Democrático, Mirek Topolánek, al que acusó de corrupción.

Algunos sostienen que el doctor Rath protagoniza un ajuste de cuentas con sus antiguos compañeros del Partido Cívico Democrático. Rath ha pasado por varias formaciones políticas y asegura que ello se debe a que dichos partidos han evolucionado a tal punto que se vuelven para él atractivos.

Entre las tareas inmediatas del ministro de Salud, David Rath, destaca la reforma del sistema de salud de la República Checa. Se trata de una tarea más que complicada, ya que en los últimos 16 años nadie ha logrado aplicar una reforma satisfactoria, y además el doctor Rath dispone de menos de seis meses para semejante empresa.

Algunos analistas checos aseguran que el doctor Rath al menos pondrá "sal y pimienta" al proceso electoral que se avecina.

05-12-2005