"Dear Wendy" es una historia de amor del hombre por las armas

08-07-2005

"Dear Wendy" es una película acerca de un grupo de jóvenes en un empobrecido pueblo minero estadounidense. Se aíslan de lo que les rodea, creando un club en el que pueden llevar y adorar sus pistolas sin traicionar nunca sus creencias pacifistas", así caracterizó su última cinta el director de cine danés Thomas Vinterberg, quien llegó a presentarla en el Festival Internacional de Cine de Karlovy Vary.

'Dear Wendy' (Foto: www.dearwendy.dk)'Dear Wendy' (Foto: www.dearwendy.dk) Thomas Vinterberg caracterizó su película "Dear Wendy" como una historia de amor.

"Sin dudas se trata de una historia de amor. Pero no de amor de un hombre hacia una mujer, sino del hombre hacia las armas. Intenté reflexionar sobre la obsesión de un chico por un revólver que encuentra casualmente y decide llamarlo Wendy. Lo que me atrajo en el guión, escrito por Lars von Trier, es el problema de un grupo de adolescentes que están decepcionados por la vida y rechazan ser los outsiders de la sociedad".

Thomas VinterbergThomas Vinterberg Pese a que la película está dotada de sarcasmo político, el cineasta espera que su película no sea concebida como un ataque contra el modo de pensar en EE.UU. "Por otro lado, la película no podría ser situada en otro país porque el tema de la obsesión por las armas es ajeno a los europeos", destacó el realizador.

Al igual que la película "Celebración", que fue un gran éxito de Thomas Vinterberg, también "Dear Wendy" está rodada bajo las reglas del Dogma 95, manifiesto que otorga máxima importancia al guión y a los actores, rechazando la violencia y los efectos fílmicos según las reglas de Hollywood.

"No me imaginé que el manifiesto tendría tanta repercusión. Lo consideraba como una cuestión exclusivamente danesa que logrará sobrevivir unas cuantas semanas", afirmó el cineasta. Sin embargo, opina que el Dogma 95 se convirtió con el tiempo en algo moderno, con lo que no está de acuerdo.

'Dear Wendy' (Foto: www.dearwendy.dk)'Dear Wendy' (Foto: www.dearwendy.dk) Thomas Vinterberg expresó que se siente gratamente sorprendido por la atmósfera del festival en Karlovy Vary.

"El festival tiene una atmósfera peculiar. Están presentes muchas estrellas del cine mundial, se conceden premios, pero por otro lado estoy registrando la multitud de gente joven con mochilas que llegó a Karlovy Vary para ver lo más nuevo de la cinematografía mundial. Este interés por las películas es lo que hace de Karlovy Vary algo excepcional".

La edición número 40 del Festival Internacional de Karlovy Vary será clausurada oficialmente el sábado 9 de julio con la entrega de los premios principales. No obstante, la sección de "Cine independiente" conoce ya a su ganador. Lo es la película argentina "Los muertos", del director Lisandro Alonso.


08-07-2005