“Degusta España”: para amantes y descubridores del mejor vino español

16-12-2016

Que los checos conozcan los mejores vinos españoles. Este es el objetivo del proyecto “Degusta España”, una serie de catas para dar a conocer la riqueza y diversidad de este producto.

Foto ilustrativa: John Evans / freeimagesFoto ilustrativa: John Evans / freeimages Como dijo el filósofo español José Ortega y Gasset: “El vino da brillantez a las campiñas, exalta los corazones, enciende las pupilas y enseña a los pies la danza.” Y de esto saben mucho en España, país donde los viñedos cubren buena parte de su territorio.

España se sitúa a la cabeza de las exportaciones de vino a nivel mundial y es el tercer mayor proveedor de vino en la República Checa. No obstante, se trata de un producto todavía desconocido para muchos consumidores checos.

Por ello, con el fin de acercar el vino español al sector de restauración y hostelería y difundir sus características entre el consumidor checo, la Embajada de España, a través de la Oficina Comercial, ha inaugurado el proyecto Degusta España. La iniciativa está destinada a profesionales y aficionados del sector vitivinícola que deseen ampliar su conocimiento de los vinos españoles. Así nos lo cuenta Ana Lucía Vich, Consejera Jefe de la Oficina Económica y Comercial.

“La idea es el sector del vino español. España ya ha sido en el año 2015 el primer exportador de vino en todo el mundo por delante de Italia y de Francia. Además somos el mayor productor en cuanto a hectáreas de vino. Lo que hemos constatado es que el vino español es muy conocido en todo el mundo pero que en la República Checa cuando llegas a hoteles, restaurantes o tiendas no hay oferta de vino. En las cartas, en ocasiones, hay un vino de ochenta que es español. Hay mucho distribuidor mayorista que compra vino pero lo que queremos es que el vino embotellado se conozca por el cliente. Son catas en las que las propias bodegas nos envían desde España dos o tres botellas, se invita a gente ligada al sector de restauración, a distribuidores que tienen un interés especifico por determinados vinos y hay una cata con un sumiller especializado que presenta los vinos”.

A pesar de que España sea uno de los países con mayor exportación de vino a nivel mundial, en la República Checa su vino no goza de un buen posicionamiento. Ana nos explica a que se debe.

Foto: Filip Jandourek, ČRoFoto: Filip Jandourek, ČRo “España es, según los datos del año pasado, el país que mas vino exportó. En la Repúbica Checa somos el tercero detrás e Italia y de Francia. Hay varios factores, uno de ellos sería la falta de conocimiento y la lejanía. La falta de conocimiento de la cantidad de vinos que tenemos y además se desconoce el margen calidad-precio, el vino español es muy bueno para el precio que tiene. Otra razón sería la propia inercia del exportador español, esta zona no es un lugar al que se acuda generalmente. Los mercados están muy centrados en Alemania y aquí por cuestiones históricas o culturales esta zona no se ha dado tanto por los bodegueros que vienen”.

En el mercado checo hay más de 50 bodegas de vino, pero a pesar de ello la cultura del vino no está del todo implantada en el país. Como bien es sabido, la República Checa es el país donde más cerveza se bebe de todo el mundo. Este hecho afecta al consumo de vino, no obstante, esta bebida está introduciéndose poco a poco en la dieta de los checos, cuenta Ana.

“Aquí se consume mucha cerveza. A pesar de que ahora el consumo esté cayendo, el consumo per cápita aquí es de 21 litros de cerveza. Está incrementándose el consumo de vino, la perspectiva del consumidor checo está cambiando y pasando a una dieta más mediterránea. Baja el consumo de cerveza y aumenta el de vino. Ahí es donde estamos viendo que hay mucho nicho”.

La próxima cata del proyecto “Degusta España” será el 17 de enero. La oficina de negocios de la Embajada de España en Praga, en colaboración con el ICEX, participan en la iniciativa.

16-12-2016