Degusten slivovice y fabriquen su muñeca en el Salón del Patrimonio Moravo

09-11-2007

Trajes tradicionales ricamente decorados, jarros de mayólica, música de salterio, vinos y licores sabrosos son algunos de los tesoros que la Moravia Eslovaca guarda de antaño. Este fin de semana los mostrará al público en el I Salón del Patrimonio Moravo.

En la casa Reduta de Uherské Hradiste, centro de esta tierra fértil a lo largo del río Morava denominada Moravia Eslovaca, se abrirá este sábado el I Salón del Patrimonio Moravo. La idea de los organizadores, miembros de una asociación que lleva el mismo nombre, "Patrimonio Moravo", fue hacer un evento que absorba a la gente en la atmósfera de esta región abundante en tradiciones, según explica el arquitecto Ivo Ondracka.

"Queríamos crear un espacio donde la gente pueda no sólo mirar cómo surgen los productos, sino también participar en su fabricación, probar cómo se forma la arcilla o cómo se hace una muñeca de hojas secas de maíz, tocar varitas de las que se trenzan cestas, y a la vez respirar el perfume del vino y saborear un poco de ´slivovice´. Queríamos mostrar qué riquezas ocultan las riberas de los ríos en este paisaje llano que puede parecer aburrido, y también presentar a los artistas que tienen su propia visión de la región".

El Salón del Patrimonio Moravo será la primera presentación en público de esa iniciativa que surgió hace dos años e integra a unos treinta pequeños empresarios, desde panaderos y artesanos hasta organizadores de excursiones culinarias en barco. Los une el objetivo de promover los productos tradicionales de la región entre los cuales encontramos la cerámica de la aldea de Tupesy, textiles de estampado azul, pasteles de requesón que no pueden faltar en una boda morava o licores de serbal.

Foto: Martina SchneibergováFoto: Martina Schneibergová El presidente de la asociación "Patrimonio Moravo", Martin Zufánek, ofrecerá en el Salón el típico aguardiente moravo de ciruelas "slivovice".

"La fama del aguardiente de ciruelas ha sido deteriorada un poco en la República Checa. La gente piensa que es un destilado fabricado industrialmente en grandes cantidades, ya que la diferencia entre el ´slivovice´ destilado en casa y el que se vende en los comercios es enorme. Entonces, nuestro propósito es promover y lanzar al mercado el ´slivovice´ casero preparado con amor y con garantía de calidad".

El I Salón del Patrimonio Moravo en Uherské Hradiste permanecerá abierto todo el fin de semana desde las diez de la mañana hasta las cinco de la tarde. Bienvenidos están todos los que quieran vivir la Moravia Eslovaca profunda.

09-11-2007