‘Desnudando a Eva’, el arte visto por la mujer llega a Praga

09-11-2010

En la exposición ‘Desnudando a Eva’, simbólicamente se desnuda el interior de Eva, el interior de toda mujer para mostrarlas tal y como son desde la perspectiva de artistas femeninas. La muestra se inaugura este martes en el Instituto Cervantes de Praga.

‘Desnudando a Eva’ no es una exhibición con carácter feminista, sino un homenaje a todas las mujeres que han sufrido para conseguir poco a poco avances en el mundo del arte.

A través de veinte obras de distinguidas artistas como la mexicana Frida Kahlo y las españolas Maruja Mallo o Naia del Castillo, entre otras, se intenta hacer un recorrido sobre el papel de la mujer desde los movimientos de vanguardia a comienzos del siglo XX, hasta el día de hoy. Dejando a un lado cualquier referencia al movimiento feminista, el objetivo de la exposición es transmitir la idea de cómo las mismas artistas ven el mundo femenino, es decir, la mujer vista por la propia artista, como explica la comisaria de la exposición, Marisa Oropesa.

“En esta exposición sí quieren, no denunciar porque no hay nada para denunciar, pero sí reivindicar. No es una exposición feminista, que vaya en detrimento del género. Es una exposición que se quiere hacer para que se vea lo que ha avanzado la mujer en el mundo del arte, que era complicadísimo. Pero no se está reivindicando absolutamente ese feminismo, sino simplemente lo que ve la mujer a través de sus ojos en el mundo femenino”.

En algunas de las obras se percibe claramente cómo la feminidad puede ser contemplada de una manera tan distinta desde el punto de vista de un hombre al de una mujer, ya que como sigue explicando Marisa Oropesa, las mujeres también son seres humanos que sufren y tienen defectos.

“El ver no a la mujer como a un icono de belleza, sino como a un ser humano real. Que sufre, que puede tener cicatrices, y que no ocurre absolutamente nada. Que hay que acostumbrarse que no sólo la mujer es ese icono de lujuria, de sensualidad, de sexualidad, sino que también es un ser humano y que puede tener las mismas cicatrices que un hombre”.

Hombre o mujer, no debería importar el género cuando se está frente a una obra de arte. Y eso es lo que se está intentando conseguir, una mayor igualdad en el aspecto de clases, porque según la comisaria de ‘Desnudando a Eva’, el arte no debe clasificar a las personas.

“Todo lo que sea referenciar los géneros, yo estoy en contra. Me parece que es absurdo que no hay que poner etiquetas y menos al arte. Si algo hay libre es el arte. Entonces tú al arte no lo puedes etiquetar”.

Por suerte, a día de hoy se han conseguido muchos logros, y uno de ellos es que en las salas de museos y galerías de arte el número de hombres y mujeres sea prácticamente equiparable. Además, muchos espectadores ya no se cuestionan si una obra está concebida por un género u otro, simplemente aprecian el trabajo del artista, sin preguntar el sexo.

La exposición ‘Desnudando a Eva’ se podrá visitar hasta el próximo 14 de enero de 2011 en el Instituto Cervantes de Praga.

09-11-2010