Despidos por la exportación de leche checa a Alemania

11-01-2005

La mayor procesadora checa de leche, la empresa Madeta, de Ceské Budejovice, Bohemia del Sur, despide a centenares de empleados debido a un radical descenso de los suministros de leche de parte de los agricultores de la región. Estos prefieren exportar la leche por precios más ventajosos a la vecina Alemania.

Milan Teplý (Foto: CTK)Milan Teplý (Foto: CTK) Después de despedir a más de trescientos trabajadores de la producción, Madeta planea ahora licenciar a varias decenas de funcionarios. Según el director, Milan Teplý, la empresa reacciona de esta manera a la pérdida de abastecedores de leche.

"El volumen de leche que se nos escapó debido a la exportación a Alemania o a la venta a otras empresas lecheras checas corresponde aproximadamente a un 17 ó 18 por ciento de la cantidad total que solemos comprar. Desde el primero de enero Madeta perdió en promedio 300 mil litros de leche al día", sostuvo Teplý.

El vicepresidente de la Cooperativa de Lecheros Jih, de Bohemia del Sur, Zdenek Houska, rechaza la responsabilidad por los despidos en Madeta afirmando que la propia empresa había apoyado en gran medida la exportación dictando a los agricultores durante años condiciones de compra desfavorables.

"Nosotros tuvimos que despedir a muchos más empleados para sobrevivir. Uno de los motivos fueron los precios de los productos que suministramos al mercado. Después de la entrada en la Unión Europea ahora les toca a los procesadores. Pero no es únicamente la cuestión de la leche, ello se refiere también a la carne y otros productos", apuntó Houska.

Los agricultores checos reciben en el extranjero por un litro de leche cerca de ochenta centavos de corona checa más que en la República Checa. Madeta también busca a nuevos suministradores en el extranjero, subrayando que les compra el producto por el mismo precio que a los nacionales.

De la situación surgida en torno a la exportación de la leche checa se ocupa ahora el Ministerio de Agricultura. Examina si los agricultores checos no violan el reglamento de la Unión Europea, según el cual la materia prima adquirida se puede procesar o almacenar, o los productores pueden vender la leche, pero sólo a aquellas empresas que la procesen.

La Cooperativa de Lecheros Jih, que representa a unas 220 empresas agrícolas, pretende exportar en el año 2005 cien millones de litros de leche.

11-01-2005