Detenido en Chequia uno de los líderes de los kurdos de Siria, acusado de terrorismo

26-02-2018

La Policía checa ha detenido a petición de Turquía a Salih Muslim, uno de los líderes de los kurdos de Siria, y según Ankara, uno de los dirigentes del PKK.

Salih Muslim, foto: ČTKSalih Muslim, foto: ČTK Salih Muslim Muhammad, uno de los líderes del Partido de la Unión Democrática (PYD), la principal fuerza política de los kurdos sirios, fue detenido este sábado en Praga por la policía checa. El dirigente kurdo se encontraba en la capital como representante de la coalición kurda en la guerra civil siria, el TEV-DEM, para una reunión respaldada por Estados Unidos, según la agencia AFP.

El arresto se realizó tras una petición de Turquía a la Interpol. Ahora los gobiernos checo y turco negociarán la extradición, confirmó la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Irena Valentová.

“Sabemos que la parte turca tiene interés en una conversación telefónica sobre el tema con el ministro de Relaciones Exteriores, Martin Stropnický. La fecha para esta conversación todavía no está definida. El motivo es que el señor Stropnický va a viajar a Bruselas para participar en una reunión regular de los ministros de Exteriores de la Unión Europea”.

Martin Stropnický, foto: Filip Jandourek, ČRoMartin Stropnický, foto: Filip Jandourek, ČRo En enero de este año las autoridades de Ankara habían situado a Salih Muslim en una lista de 44 terroristas en busca y captura, y ofrecían por él una recompensa de 860.000 euros. Según la agencia de noticias turca Anadolu, se considera que Muslim es el principal responsable de un atentado con bomba en Ankara en 2016 en el que murieron 29 personas.

El Gobierno turco también supone que la formación que dirige Muslim, el Partido de la Unión Democrática, es una ramificación del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que Ankara mantiene en su lista de organizaciones terroristas. Salih Muslim niega tanto su participación en el atentado como sus vínculos con el PKK. En caso de ser extraditado, el dirigente kurdo se enfrentaría a hasta 30 condenas de cadena perpetua.

Un posible elemento para negociar con Turquía

El caso está relacionado con la detención en 2016 de dos checos por las autoridades turcas. Miroslav Farkas y Markéta Všelichová están siendo procesados en Turquía por colaboración con terroristas y podrían ser condenados a 15 años de prisión. La agencia checa ČTK especula que Praga podría negociar con Ankara para intercambiar a Muslim por los dos checos.

La posición checa es ambivalente en cuanto al conflicto entre Turquía y los kurdos sirios. Por un lado el Gobierno checo suministra armas y otorga apoyo logístico a los kurdos en su lucha contra el Gobierno de Al-Asad y contra el Estado Islámico. Por otro satisface a Turquía con la detención de Salih Muslim, que creía que en Praga se encontraba en territorio seguro.

El Partido de la Unión Democrática tiene un brazo armado, las Unidades de Protección Popular (YPG), que es considerado por Estados Unidos como aliado en la zona. Esta organización llegó a abrir en 2016 una delegación diplomática en Praga, pero cerró poco después ante la falta de reconocimiento del Gobierno checo.

26-02-2018