Develada escultura de Emil Zátopek en el Museo Olímpico de Lausanne

23-10-2002

Impactó al mundo en los Juegos Olímpicos de Helsinki de 1952. Se inscribió con letras mayúsculas en los anales del atletismo como uno de los mayores corredores de fondo tras ganar tres medallas de oro: maratón, 5000 y 10000 metros. En el Museo Olímpico de Lausanne fue develada este martes una escultura a Emil Zatopek, la leyenda del atletismo checo y mundial.

Emil Zatopek había ganado el oro en 10000 m y la plata en 5000 m cuatro años antes. Sin embargo, quería seguir reinando. Y lo consiguió. En una de las mejores carreras que recuerda la historia del atletismo, con 15 grandes nombres del atletismo mundial, el atleta checo demostró que su mote lo tenía bien puesto, se le conocía como: "La Locomotora Humana".

Develada escultura de Emil Zátopek en el Museo Olímpico de Lausanne, Foto: CTKDevelada escultura de Emil Zátopek en el Museo Olímpico de Lausanne, Foto: CTK En uno de los lugares más distinguidos, a la entrada, del Museo Olímpico fue develada la escultura a Emil Zátopek. Inmortalizado por el escultor checo Jaroslav Broz, muestra al atleta corriendo de manera ligera pero decidida hacia la meta. Los detalles de su musculatura demuestran el esfuerzo ejercido, pero a la vez la firme decisión de triunfar. La escultura tiene 190 centímetros de altura y pesa 170 kilogramos. Una escultura similar se colocará en la Arena Deportiva de Praga.

El atleta checo Emil Zatopek hizo suyos los Juegos de 1952 y protagonizó, además, junto a su esposa, la lanzadora de javalina Dana Zatopkova, la anécdota de los Juegos pues fue el primer matrimonio que conseguió dos medallas de oro en un mismo día.

Emil Zátopek falleció hace dos años, pero su hazaña perdurará en la mente de todos los amantes del atletismo y de los historiadores. La escultura en el Museo Olímpico de Lausanne es testimonio del reconocimiento mundial al mejor de los atletas checos de todos los tiempos: Emil Zátopek, La Locomotora Humana.

23-10-2002