Diario Lidové Noviny celebra vigésimo aniversario de su reaparición

11-01-2008

En 1988, un grupo de disidentes, encabezado por el periodista Jiří Ruml, decidió resucitar el rotativo Lidové Noviny, desaparecido a principios de la Segunda Guerra Mundial, en 1939.

El primer ejemplar publicado en samizdat, es decir, edición clandestina para burlar la censura del régimen comunista, salió en enero de 1988. Jan Ruml, hijo del entonces redactor en jefe, Jiří Ruml, subrayó que el periódico, en sus comienzos, ni siquiera tenía oficina.

“La redacción era, en principio, virtual. Mi padre y Rudolf Zeman, jefes de la redacción, se reunían en nuestra casa o en la casa de algún amigo. Los periodistas acudían allí y les traían los artículos”, sostuvo Ruml.

La reaparición de Lidové Noviny suponía una nueva forma de protesta contra el régimen comunista. “Con la aparición del periódico, las ideas de los disidentes adquirieron por primera vez forma escrita, lo que reforzó mucho a ese movimiento opositor al gobierno comunista”, recalcó el historiador Jiří Pernes.

Según Petr Pithart, uno de los miembros de la redacción de Lidové Noviny, el primer intento de resucitar el diario fue en 1968.

“Teníamos preparado un rotativo tipo Le Monde. El equipo de redacción estaba completo. Incluso logramos reunir el dinero suficiente para comprar una imprenta”, indicó Pithart.

No obstante, con la ocupación soviética, el 21 de agosto de 1968, sus esfuerzos se vieron frustrados y el periódico salió 20 años más tarde.

Durante los años 1988 y 1989, Lidové Noviny fue publicado una vez al mes. Después de la Revolución de Terciopelo, en noviembre de 1989, se convirtió en un diario. Actualmente, es el sexto rotativo más leído en la República Checa, con unos 230 mil lectores diarios.

Los ejemplares publicados en samizdat entre los años 1988 y 1989 fueron digitalizados y los lectores pueden encontrarlos en las páginas web del diario: www.lidovky.cz.

11-01-2008