Diputados 'rebeldes' obstaculizarían proyecto de reforma económica

17-08-2007

Un grupo de diputados oficialistas podría obstaculizar la ratificación del proyecto de reforma económica propuesto por el Gobierno. En caso de que los 'rebeldes' voten en contra pondrían en peligro el futuro del Gabinete de Mirek Topolánek.

Vlastimil Tlustý (Foto: CTK)Vlastimil Tlustý (Foto: CTK) Vlastimil Tlustý, antiguo ministro de Finanzas del primer gobierno provisional de Mirek Topolánek, parece no haber superado el hecho de estar fuera del nuevo Gabinete.

Tlustý es el gran detractor del proyecto de reforma económica elaborado por su propia formación política, el gubernamental Partido Cívico Democrático, y respaldado por los aliados de la coalición, la Democracia Cristiana y los Verdes.

Vlastimil Tlustý asegura que no puede apoyar un proyecto de reforma que propone una reducción de los impuestos a la renta en el año 2008 pero que un año después volverían a aumentar.

"Me parece absurdo e innecesario respaldar medidas un tanto incoherentes, como la anunciada reducción de impuestos, ya que a corto plazo volverían a aumentar. Eso es como pretender descender hacia arriba", subrayó Vlastimil Tlustý.

Ludvík Hovorka (Foto: CTK)Ludvík Hovorka (Foto: CTK) Por su parte, el ministro de Finanzas, Miroslav Kalousek, de la Democracia Cristiana, insiste en que el proyecto de reforma fue analizado y aprobado hasta el último detalle por el Partido Cívico Democrático, al que pertenece el diputado Tlustý.

No obstante, a los 'rebeldes' se sumó el diputado demócrata cristiano Ludvík Hovorka, quien asegura que no votará por la reforma, porque considera que viola algunos aspectos de la Constitución de la república.

"La Carta Magna dice que los ciudadanos tienen derecho a la atención médica gratuita. La reforma propone que todo paciente, incluyendo niños y ancianos, deberá pagar un poco más de un euro por cada visita al consultorio médico. Y eso está en contra de los derechos de los ciudadanos", matizó el diputado democristiano.

Para que la reforma económica propuesta por el Gobierno entre en vigencia debe ser ratificada por la Cámara de diputados con un mínimo de 101 votos. En caso contrario podría significar la caída del Gobierno que anunció que dimitiría en bloque si no lograba imponer su reforma económica.

17-08-2007