Directivo del Slavia: Árbitros checos matan el fútbol

04-12-2007

La reputación de los árbitros de la primera división checa de fútbol sufrió otra cicatriz profunda. En la decimoquinta jornada, los erróneos veredictos del juez Pavel Královec influenciaron de manera grave el partido entre el Slavia de Praga y el Mladá Boleslav.

Pavel Královec  (Foto: CTK)Pavel Královec (Foto: CTK) Los errores de los árbitros checos son cada vez más frecuentes y más llamativos. El domingo, el juez Pavel Královec cometió un sinnúmero de excesos en ambos lados en el partido entre el Slavia y el Mladá Boleslav (1-1), coronando así los numerosos errores cometidos por sus colegas durante todo el campeonato nacional.

Královec expulsó injustamente a Hrdlička, del Mladá Boleslav, amonestándole con una segunda tarjeta amarilla, pero la primera cartulina debió mostrarle a otro jugador. Por otro lado, a finales del partido no pitó un penal claro a favor del Slavia.

El miembro de la dirección del club capitalino Tomáš Rosen sometió los veredictos de Královec a una dura crítica.

“Estos veredictos matan el fútbol. Es horrible. Estoy de acuerdo que nosotros no somos los más afectados en este caso, el árbitro cometió errores en ambos lados. Se puede decir que los jueces en general cometen un error y después, al intentar compensarlo, terminan por cometer numerosos excesos”.

Tomáš Rosen criticó asimismo la Comisión de Árbitros por cubrir las espaldas a los árbitros y no sancionarlos duramente por sus errores. El directivo del los rojiblancos decidió expresar abiertamente su opinión, a pesar de que los funcionarios tienen prohibido evaluar el rendimiento de los árbitros.

El jefe del Comité Disciplinario, Alexandr Károlyi, por el momento no ha confirmado si el funcionario será sancionado con una multa de casi 1800 euros por comentar el encuentro.

“El Comité Disciplinario se reunirá el jueves y allí vamos a dictar sentencias sobre este asunto”, dijo Károlyi.

Lo cierto es que la Asociación Checo-Morava de Fútbol tendrá que adoptar medidas duras, sobre todo, a la hora de evaluar la actuación de los árbitros, ya que penales mal pitados, goles regulares no aceptados y viceversa, y jugadores expulsados injustamente crecen de manera exponencial en la Liga checa.

Los excesos de los árbitros siguen reduciendo el crédito de la primera división de fútbol checa y hacen resurgir las sospechas de corrupción, evocando el gran escándalo de árbitros y funcionarios corruptos que se había producido en el campeonato nacional hace tres años.

04-12-2007