Disminuye el número de accidentes en las carreteras checas

25-05-2004

Unas 300 personas murieron entre enero y abril en las carreteras checas a causa de un accidente de tráfico. La Policía checa sostiene que en comparación con el mismo período del año pasado el número de víctimas en las carreteras disminuyó notablemente.

La Policía checa afirma que la reducción del número de accidentes con víctimas humanas en las carreteras de la República Checa se debe en gran medida al endurecimiento de los controles de las normas de tráfico en las carreteras.

Por temor ante un eventual control imprevisto, los choferes cometen menos infracciones y respetan también en mayor medida la velocidad máxima establecida, especialmente en las ciudades donde ésta es de 50 kilómetros por hora.

La Policía admite no obstante, que desde comienzos del presente año creció el número de accidentes automovilísticos en este país, superando el mismo período del año pasado en tres mil casos. Independientemente de ello, el número de muertos en las vías de comunicación checas registrado en lo que va del año es el más bajo desde el año 1990.

Los especialistas sostienen sin embargo que, en comparación con los países de Europa Occidental, el número de víctimas de los accidentes de tráfico en la República Checa sigue siendo muy alto, especialmente en lo que respecta a las víctimas entre los niños. El año pasado murieron en las carreteras checas 38 niños en accidentes de tráfico. La Policía indica que una de las causas es que muchos padres hasta el presente no cumplen la obligación de sentar a sus hijos en asientos infantiles.

La Policía checa pretende seguir realizando controles inesperados de circulación en las carreteras nacionales. Para el mes de junio están planificados dos controles de conducta a los choferes checos, que serán llevados a cabo por centenares de policías.

25-05-2004