Disminuye el número de drogadictos

03-03-2004

El número de drogadictos disminuye en la República Checa. Los jóvenes experimentan con marihuana, pero rechazan las drogas duras.

En los últimos cinco años, el número de drogadictos se redujo en un 20 por ciento. Esta alentadora noticia fue dada a conocer por el Consejo Gubernamental para la Coordinación de la Política Antidroga.

Por su parte, Martin Tytman, de la organización no gubernamental antidroga Drop In, comentó que la situación en la República Checa corresponde a los estándares europeos.

"Se puede decir que en la República Checa no aumenta el número de personas dependientes a los estupefacientes, sino todo lo contrario. Esto es muy positivo, porque significa que los jóvenes rechazan el consumo de drogas duras".

El experto aseguró que también lo positivo es que desde hace cinco años en la República Checa se mantiene la edad en la que los jóvenes por primera vez experimentan con la droga. Es decir, que los estupefacientes no los consumen niños menores de 13 años.

La situación testimonia la eficacia de la política antidroga, emprendida por el Estado checo a inicios de los años 90. Consiste en no perseguir a los que únicamente quieren experimentar con drogas, castigar de manera dura a los distribuidores y dedicar gran atención a la prevención. Buenos resultados arrojan también los centros de ayuda para los drogadictos.

La única crítica del Comité Internacional para el Control de Narcóticos se refirió a que algunas organizaciones no gubernamentales en la República Checa promueven el uso drogas sintéticas que no tienen efectos destructivos sobre la salud humana, en vez de luchar contra la drogadicción como tal.

Pese a ello, esa institución valoró altamente los resultados alcanzados por el Gobierno checo en la lucha antidroga. En su informe constató que en este terreno la República Checa debería servir como ejemplo para otros países.

03-03-2004