Dos años después de las inundaciones

13-08-2004

Pueblos enteros destruidos, ciudades seriamente afectadas, víctimas humanas, miles de ciudadanos sin hogar: Hace dos años, una tercera parte de la República Checa se vio afectada por las inundaciones más devastadoras en toda la historia del país. Algunas regiones aun no se han recuperado totalmente de la catástrofe.

Praga, agosto de 2002Praga, agosto de 2002 Un aviso en el tráfico urbano de Praga advertía, a mediados de agosto de 2002, a los pasajeros que respetaran el plan de evacuación en caso de emergencia, ya que la capital checa iba a sufrir las más grandes inundaciones en 50 años. La realidad fue mucho peor, el país fue afectado por las más catastróficas riadas, como mínimo en 500 años. El sistema de protección del metro se colapsó unos días después; una gran parte de las estaciones se inundaron.

Las riadas empezaron en Bohemia del Sur, poco después pasaron por la capital checa, siguiendo hacia el norte del país. Ricardo Svoboda empleado por aquél entonces en una empresa de telecomunicaciones con sede en el barrio de Karlín en Praga, una de las zonas más afectadas por las riadas, compartió con Radio Praga sus impresiones el día 13 de agosto de 2002.

"En la mañana de ese martes me dirigí a mi centro de trabajo. Viajé en metro y luego en tranvía, ya que en algunas estaciones el metro no paraba. Entonces me di cuenta de que la mayoría de las tiendas del barrio estaban cerradas y que los habitantes locales abandonaban sus hogares respondiendo a un llamamiento de las autoridades municipales. Al llegar al trabajo, me dijeron que la empresa estaba siendo evacuada, debido a que el agua se encontraba ya en los sótanos del edificio".

El río Vltava, agosto de 2002El río Vltava, agosto de 2002 Ése fue solamente el principio de la tragedia, el saldo de las inundaciones fue catastrófico: Los ríos crecidos se cobraron 17 vidas en la República Checa y devastaron 753 municipios; los mayores daños se registraron en las aldeas Metly y Zálezlice, en Bohemia del Sur y Central, respectivamente; el agua casi las borró del mapa. Daños por valor de millones de euros se registraron en infraestructuras, en una gran parte de las empresas, así como en las viviendas y propiedades en general.

En la actualidad, la mayor parte del país se ha recuperado, aunque todavía faltan cosas por resolver. Por ejemplo, en la región de Pilsen, algunas personas siguen estando alojadas provisionalmente tras haber perdido sus hogares. Los ríos crecidos derrumbaron 34 puentes en Bohemia del Sur y ocho de ellos aun no han sido reconstruidos, etc. Hasta la fecha, unos 2,5 mil millones de euros han sido destinados para paliar los daños causados por las inundaciones.

13-08-2004