El 40 por ciento de los checos soborna

25-04-2003

Casi el cuarenta por ciento de la población checa, es decir, tres millones de los ciudadanos, soborna, se desprende de un sondeo demoscópico realizado recientemente por la agencia GfK.

El número de checos que admiten que sobornan está creciendo desde hace cinco años, hoy en día alcanza casi el 40 por ciento, según revelan los resultados de los sondeos de opinión pública realizados por GfK en 1998 y en el presente año. Así, se confirma la tendencia registrada ya en los sondeos anteriores: La corrupción se está convirtiendo en parte de la vida cotidiana de la ciudadanía checa.

Los encuestados opinan que la mayoría de los sobornos van a los bolsillos de los funcionarios públicos, seguidos por los médicos, policías, jueces y aduaneros.

La suma que la gente invierte en sobornos se acerca a los cuarenta mil millones de coronas al año, más de mil millones de euros. Más de diez hospitales equipados con tecnología de punta podrían funcionar durante un año entero teniendo a disposición ese dinero.

La directora de la filial checa de Transparency International, Adriana Krnácová, afirma que la regla es que en todas las economías en vía de desarrollo los sobornos anuales son equivalentes al dos por ciento del Producto Interior Bruto.

El clima de corrupción existente en este país es favorecido por el hecho de que se logra descubrir y condenar solamente a un mínimo número de sobornadores. En 2001, de los diez millones de habitantes que tiene la República Checa, la Policía persiguió tan sólo a 170 personas acusadas de soborno; y tan sólo la mitad de ellas fueron sentenciadas.