El automóvil Tatra 603 cumple 60 años

02-03-2016

Uno de los automóviles de fabricación checoslovaca más conocidos en el mundo es el Tatra 603. En su tiempo era utilizado también como coche oficial por los dirigentes comunistas de este país. El estreno mundial extraoficial de este vehículo tuvo lugar hace 60 años, en los Juegos Olímpicos de Invierno, en Italia.

Tatra 603, el modelo '69', foto: KapitanT / CC BY-SA 3.0Tatra 603, el modelo '69', foto: KapitanT / CC BY-SA 3.0 En enero de 1956 la dirección de la empresa automovilística Tatra, de la ciudad de Kopřivnice, puso a disposición de la delegación checoslovaca para los Juegos Olímpicos de Invierno en Cortina d’Ampezzo un nuevo vehículo, que entonces era considerado de lujo. Se trataba del automóvil Tatra 603 que, según sostiene Karel Rosenkranz, historiador especializado en automóviles y ex empleado de la empresa Tatra de Kopřivnice, era recibido al comienzo con gran entusiasmo siempre que aparecía en algún lugar.

”El Tatra 603 fue un coche espectacular para su época. Cuando por primera vez apareció en 1956 en la Plaza Venceslao de Praga, la Radiodifusión Checoslovaca transmitió un emotivo reportaje sobre ese hecho. El vehículo atraía mucho la atención de los ciudadanos”.

No obstante, faltaba poco para que los Tatra 603 nunca traspasaran las puertas de la fábrica. El gobierno comunista quería que la planta de Kopřivnice se especializara en los camiones Tatra, que eran solicitados en los mercados mundiales y tenían muy buena fama. Los coches unifamiliares no entraban en los planes del oficialismo, según recuerda Michal Froněk, diseñador y ex empleado del departamento de desarrollo técnico de la fábrica Tatra.

Tatra 603, foto: Snek01 / CC BY-SA 2.5Tatra 603, foto: Snek01 / CC BY-SA 2.5 ”En ese entonces, a comienzos de los años 50, Tatra había desistido por orden desde arriba de la fabricación de automóviles unifamiliares y nuestro pequeño grupo de técnicos tuvimos que trabajar en el desarrollo del nuevo modelo de ese tipo de vehículo varios años de forma, digamos, clandestina”.

No obstante, en cierto momento los dirigentes comunistas se dieron cuenta de que no disponían de un automóvil que pueda ser calificado y utilizado como coche oficial del Gobierno y de los líderes del Partido Comunista de entonces. Entonces le encargaron justamente a Tatra de Kopřivnice diseñar y fabricar para ese fin un modelo de automóvil de lujo. Fue así como nació el Tatra 603.

En la época de su surgimiento se trató verdaderamente de un automóvil súper moderno con carrocería aerodinámica, que llamaba la atención tanto en el país como en el extranjero. La velocidad máxima oficial del Tatra 603 era de 160 kilómetros por hora, pero gracias a su forma alcanzaba fácilmente más de 170 kilómetros por hora.

Tatra 603, foto: KapitanT / CC BY-SA 3.0Tatra 603, foto: KapitanT / CC BY-SA 3.0 En la ciudad alemana de Wiesbaden el Tatra 603 conquistó entonces la Cinta de Oro en un concurso de elegancia sobre ruedas. Oficialmente el Tatra 603 fue presentado en el marco de la muestra Checoslovaca en la Exposición Mundial de Bruselas, de 1958, donde causó gran sensación.

Sin embargo, debido a su precio, la mayoría de los checos no podía permitirse en aquél entonces comprar uno de esos automóviles. Así el Tatra 603 adquirió la desdichada fama de ser un coche exclusivo de los cabecillas comunistas, como sostiene con tristeza el historiador Karel Rosenkranz.

”Los mercedes, BMW o Audi tampoco tenían la culpa de haber sido utilizados a lo largo de su historia por algunas personas de mala reputación, como Hitler, por ejemplo durante la guerra, y quien sabe quién más. Así el Tatra 603 llegó a tener mala reputación, lo que a mí siempre me ha molestado”.

El Tatra 603 siguió fabricándose posteriormente en la ciudad de Příbor, en el norte de Moravia, y fue así hasta mediados de los años 70, cuando ese modelo fue sustituido por otro más moderno. Hasta ese entonces habían salido de la fábrica más de 20.000 de esos coches.

02-03-2016