El caso del agente comunista Pavel Minarík

23-05-2003

Fue suspendido el procso contra el ex agente de la Policía Secreta comunista, Pavel Minarík, acusado de intento de atentado contra Radio Europa Libre a mediados de los años 70 en Munich.

La decisión del tribunal decepcionó a los antiguos empleados de Radio Europa Libre. Blanka Kopecká-Waleská, ex redactora de la emisora, dijo que considera injusto que los que cometieron actos terroristas durante el comunismo no sean castigados.

Agente comunista Pavel Minarík, foto: CTKAgente comunista Pavel Minarík, foto: CTK "Me da pena por la gente que durante diversos atentados contra Radio Europa Libre perdió la vida o fue herida gravemente", expresó Kopecká.

El tribunal justificó su veredicto afirmando que nadie fue capaz de demostrar qué daños surgieron durante el intento de atentado.

Para que la acción pudiera catalogarse como atentado y amenaza para la seguridad pública, los daños materiales debían haber ascendido por lo menos cinco millones de coronas, o sea unos 160 mil euros. Así lo estipulan las leyes checas actuales.

Pavel Minarík se desempeñó como espía de la Policía Secreta checoslovaca en Radio Europa Libre, entonces con sede en Munich. Trabajó allí como locutor, entre los años 1969 y 1976. Según testimonios de los empleados de Radio Europa Libre era una persona muy ambiciosa y sin escrúpulos.

Radio Europa Libre fue blanco de un atentado con bomba en 1981. El explosivo estalló cerca de la Redacción checoslovaca. Varias personas resultaron heridas gravemente, los daños se estimaron en más de dos millones de marcos alemanes.