El chef Tomás Urrialde al frente de las Jornadas de la Gastronomía española en el Hotel Barceló de Praga

04-12-2003

Cazuelita de judiones, chipirones en su tinta y atún en escabeche, fueron algunos de los platos presentados en las primeras Jornadas Gastronómicas en el Hotel Barceló de Praga.

"Los cochinillos serranos que en Castilla y León se crían, son delicioso manjar que rellena y atiforra".

Con estas palabras empezó su presentación de la gastronomía española en el Hotel Barceló de Praga el reconocido chef de cocina Tomás Urrialde. La jornadas fueron presentadas e inauguradas por el representante de Barceló Hotels and Resorts, Philippe Gandet y el director de Barceló Praga, José Ramón Álvarez-Cervela Rodríguez.

El propio chef Tomás Urrialde, autor de una serie de libros de cocina de fama internacional, explicó a Radio Praga los por menores del menú escogido para la inauguración de las jornadas gastronómicas.

"Hemos preparado las tradicionales alubias de la Granja, unos chipirones en su tinta, y un escabecche que es el clásico de Castilla, porque no olvidemos que Castilla tiene una cultura muy acentuada en los escabeches, porque era la única forma de mantener los productos de una temporada para otra, o sea escabechados".

No obstante, el gran plato de la inauguración de las jornadas gastronómicas españolas en el Hotel Barceló de Praga fue el cochinillo asado a la Segoviana. Según la tradición, el cochinillo asado se presenta en la mesa entero. Se parte o trincha con un plato en presencia de los comensales. Se trata de un ritual que sirve para mostrar el punto justo de cocción y ternura. El chef Tomás Urrialde se refirió a los pormenores del cochinillo a la segoviana y a la proyección internacional de dicho plato.

"El cocchinillo es un plato tradicional de los asados de Castilla, tanto el Lechazo como el cochinillo son los platos emblemáticos, y el cochinillo es el plato rey de la gastronomía segoviana, el que ha traspasado todas las fronteras, que junto con la paella son, en general, los platos más conocidos fuera de las fronteras nacionales".

En las jornadas gastronómicas españolas del Hotel Barceló de Praga, que terminarán el próximo 9 de diciembre, los amantes de la buena cocina podrán disfrutar, entre otros, de platos como Sopa Castellana, Dúo de Bacalaos, Truchas a la Segoviana, Lomo de ciervo en salsa de arándanos y no faltarán, por supuesto, exquisitos postres.

04-12-2003