El doble asesino Jiří Kajínek se encuentra en libertad

24-05-2017

El checo Jiří Kajínek, condenado a cadena perpetua por doble asesinato, ha sido puesto en libertad este martes, tras haber pasado 23 años en prisión. Su liberación es resultado del indulto presidencial firmado por el mandatario Miloš Zeman, quien supuestamente albergaba dudas sobre la validez del proceso judicial contra Kajínek.

Jiří Kajínek, foto: ČTKJiří Kajínek, foto: ČTK Desde hace unos cinco días un grupo de periodistas esperaba a la salida de la cárcel de Rýnovice, en el norte de Bohemia, la puesta en libertad de Jiří Kajínek, de 56 años de edad, quizás el preso más conocido en Chequia. Encarcelado varias veces desde su adolescencia por delitos menores, en 1998 fue condenado a cadena perpetua por doble asesinato. Sin embargo, Kajínek logró huir varias veces de la prisión, incluso de la de Mírov, la más vigilada del país, y esconderse, aunque sólo por corto tiempo, de la Policía.

El presidente de la República, Miloš Zeman, había anunciado el 11 de mayo que quería absolver a Kajínek por no estar convencido de su culpabilidad. Este martes el mandatario firmó el indulto y a pocas horas Jiří Kajínek salió de la prisión, según señaló el ministro de Justicia, Robert Pelikán.

”El indulto presidencial le fue concedido a Kajínek por considerar el presidente que ya había cumplido una pena bastante larga, al pasar 23 años en prisión”, indicó Robert Pelikán, ministro de Justicia.

”El indulto presidencial le fue concedido a Kajínek por considerar el presidente que ya había cumplido una pena bastante larga, al pasar 23 años en prisión. El presidente de la República llegó a la conclusión de que el condenado no representa ningún peligro para la sociedad, y que la condena había sido larga. Se trata de un acto de misericordia hacia un doble asesino”.

Pelikán apuntó que él personalmente no le concedería el indulto a Kajínek. La liberación de Jiří Kajínek es condicional. Durante los próximos siete años estará bajo supervisión del Tribunal Regional de Pilsen, que lo había condenado a cadena perpetua. Una vez al año el Tribunal debe informar del comportamiento de Kajínek al Ministerio de Justicia.

Nada es mejor que la libertad

Jiří Kajínek, foto: ČTKJiří Kajínek, foto: ČTK Al salir después de tantos años de la prisión, Jiří Kajínek destacó que se sentía feliz y que nada era mejor que la libertad. Dijo que no sabía todavía lo que iba a hacer en los próximos días, pero que tenía varias ofertas de trabajo. A la vez indicó, que tenía previsto pedir una nueva reapertura de su caso, porque seguía insistiendo en que su condena a cadena perpetua fue injusta.

”Considero que es un secreto público que mi condena no fue correcta, y que no debí ser enviado a la cárcel de por vida”.

La absolución del doble asesino Kajínek dividió a la sociedad checa. Unos le manifiestan su apoyo y solidaridad, otros dicen no entender cómo es posible que un asesino pase a ser considerado héroe de la nación. En este sentido comentó el indulto presidencial a Kajínek el primer ministro checo, Bohuslav Sobotka.

”No estoy nada contento de que al señor Kajínek, quien es un asesino alevoso, se le considere un héroe”, sostuvo el jefe del Gobierno Bohuslav Sobotka.

”No estoy nada contento de que en base a la absolución presidencial del señor Kajínek, quien es un asesino alevoso, se le considere a éste un héroe. En caso de querer identificar a Kajínek con algún personaje famoso, insisto en que debería tratarse de un personaje negativo”.

La mayoría de los legisladores señaló que está en competencia del presidente de la República conceder el indulto, aunque en el caso concreto de Jiří Kajínek muchos expresaron que no respaldaban la decisión del primer mandatario. A su vez, el presidente de la Confederación Checo-Morava de las Uniones Sindicales, Josef Středula, destacó que la liberación de Kajínek daña la confianza en las sentencias dictadas por los Tribunales y en el sistema judicial en general.

Miloš Zeman, foto: ČT24Miloš Zeman, foto: ČT24 Los partidos de la oposición están convencidos de que el presidente Miloš Zeman procedió a la absolución del asesino Jiří Kajínek para desviar la atención de la opinión pública de otros problemas, como por ejemplo la crisis gubernamental. Indicaron que Zeman trata de ganarse las simpatías y puntos de una parte de la opinión pública, en vista de las elecciones presidenciales del año próximo.

24-05-2017